México acelera su paso en uso de biocombustibles, Boeing, Aeroméxico, Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) y una docena de centros de investigación, entre ellos el Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica, firmaron un memorando de entendimiento como integrantes del consorcio Clúster Bioturbosina.

Como objetivo de trabajo a cuatro años, el grupo busca producir 16,000 litros por día de bioturbosina (basada en aceites y alcoholes), que al mezclarse a 2 o 3% con otro combustible se tendría la capacidad para realizar, por lo menos, cuatro vuelos transatlánticos, explicó el presidente de Qener, integrante del consorcio. Eventualmente, en el mediano plazo, se podría generar una producción que se vendería a otras aerolíneas.

El presidente de Boeing Internacional, Marc Allen, comentó en la ceremonia que desde el 2009 comenzaron a trabajar con su cliente Aeroméxico en dicho tema y establecieron un mapa de ruta, que se cristaliza al sumarse a Clúster Bioturbosina.

El proyecto en el que trabajarán fue seleccionado en diciembre pasado por el Centro Mexicano de Innovación en Bioenergía, que cuenta con recursos del Conacyt y la Secretaría de Energía.

Para el director de Relaciones Institucionales de Aeroméxico, Carlos Torres, el trabajo conjunto pondría a México en un menor nivel internacional en materia de aviación e incluso establecer un liderazgo en desarrollo de bioturbosina.

[email protected]