Con un mensaje de unidad y solidaridad para los damnificados del Istmo de Tehuantepec, representantes de la industria panificadora acudieron al Gimnasio Ricardo Flores Magón para entregar 30 toneladas de alimentos, en beneficio de familias afectadas por el sismo del jueves.

La titular de la Comisión Estatal para la Cultura Física y Deporte (Cecude), Montserrat Aragón Heinze, informó que en estas instalaciones se continúa con la recepción de ayuda humanitaria.

Agradeció el apoyo de la ciudadanía y de los empresarios que se han sumado a esta convocatoria, emitida por la presidenta del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Ivette Morán de Murat.

A su vez, el gerente Divisional de Bimbo en Oaxaca, Roberto Almaraz Herrera expresó el compromiso de esta empresa para llevar un mensaje de aliento a las familias que perdieron su patrimonio y una vida de esfuerzos, luego de manifestar que el Istmo, Oaxaca y México son más grandes que las desgracias y que esta tragedia hará de las familias damnificadas y del país, un lugar más fuerte y unido.

Expresó que confían plenamente que la ayuda entregada llegará en breve a los que más lo necesitan, y que no es suficiente esperar a que se resuelva un desastre por sí mismo, esto nos ayuda a hermanarnos y a salir adelante , destacó.

amp