Luego de la apertura del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), para dar financiamiento dirigido a la autoconstrucción de vivienda y la apuesta del gobierno federal a este modelo, autoridades presentaron las directrices para que la población pueda edificar su hogar de manera segura, con los estándares de calidad adecuados.

Este martes, representantes de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), así como del Infonavit y otras autoridades, presentaron la guía básica para la autoconstrucción de vivienda segura, la cual marca las directrices respecto a este modelo de edificación.

“Gran parte de las viviendas en el país son autoconstruidas y esta guía es un instrumento informativo sobre los aspectos técnicos mínimos para construir viviendas habitables, de uno o dos niveles, seguras y accesibles, con criterios fáciles de entender, específicos para las distintas regiones del país y los riesgos estructurales de cada edificación”, detalló Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu.

De acuerdo con las autoridades, la finalidad de dicha guía es proporcionar a las familias mexicanas, favorecidas por los esquemas gubernamentales, criterios, procedimientos y recomendaciones indispensables que deberá de cumplir una edificación, desde el inicio de su construcción hasta su término, con el fin de reducir al máximo pérdidas patrimoniales ante eventualidades a causa de los sismos u otros fenómenos naturales.

Según las autoridades, se busca que con base en este documento se edifiquen viviendas que duren más de 50 años y prevengan daños ocasionados por fenómenos naturales.

El titular del Centro Nacional de Prevención de Desastres, Enrique Guevara, señaló que el documento brinda recomendaciones aplicables a las regiones del país con mayor peligro ante fenómenos geológicos e hidrometeorológicos, especialmente sismos, huracanes y vientos, con el propósito de brindar información clara y comprensible para el diseño y la construcción de viviendas seguras.