La austeridad en el sector público que emprende el gobierno de Andrés López Obrador “se está convirtiendo en un freno a la recuperación” de la economía de México, que en la negativa a utilizar las líneas de crédito internacionales y la inexistencia de una política fiscal, “se han convertido en una pesada losa que sofoca a las empresas y asfixia los empleos”, sostuvo José Medina Mora Icaza, presidente de la Coparmex (Confederación Patronal de la República Mexicana).

El sector empresarial está dispuesto a apoyar a la recuperación de la economía mexicana, de la mano del gobierno federal, para lo cual plantea la participación del sector privado con el respaldo de inversiones, la ejecución del Plan Nacional de Infraestructura y ser actores coadyuvantes en la estrategia nacional de vacunación contra el Covid-19.

Lejos de que esta administración apoye al sector productivo como sí lo realizan gobiernos a nivel mundial, ahora busca eliminar los órganos autónomos para ahorrar gastos, lamentó.

A través de su mensaje, el dirigente de la Coparmex dijo que México cuenta con un presupuesto que plantea a la austeridad como el antídoto a una economía deprimida, y por ello el gasto público para 2021 se contrajo 0.3% en términos reales.  

“El presupuesto de egresos 2021, no contempla medidas contracíclicas que fomenten la inversión y la creación de empleos. Sin embargo, sí destina 102,000 millones de pesos a la construcción del Tren Maya, el Aeropuerto de Santa Lucía y la Refinería Dos Bocas”, dijo.