Manila, Fil. Con el objetivo de fortalecer aun más la relación comercial, el gobierno de Enrique Peña Nieto propuso a líderes mundiales una colaboración más estrecha entre los mecanismos de la APEC y la Alianza del Pacífico.

Peña Nieto explicó que hay al menos tres áreas en las que podría generarse la cooperación entre ambas iniciativas de integración (y de las que México forma parte): la participación de pequeñas y medianas empresas en las cadenas globales de valor; la integración económica regional, y el desarrollo de capital humano.

Al continuar su gira de trabajo por Filipinas, donde este miércoles participó en la cumbre de la APEC, Peña Nieto planteó que esta acción se lleve a cabo a partir del establecimiento de un grupo de trabajo que impulse la cooperación en temas de interés común.

Cabe recordar que la Alianza del Pacífico la integran Chile, Colombia, México y Perú, mientras que la APEC está conformada por 21 naciones, entre ellas Australia, Canadá, Estados Unidos, China, Japón y Rusia.

Al participar en el diálogo entre los líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y de la Alianza del Pacífico (AP), el mandatario mexicano consideró que esto representa un hito, al inaugurar un diálogo del más alto nivel entre dos importantes iniciativas de integración y de cooperación de Asia-Pacífico.

El ejecutivo argumentó que esta intensa relación comercial puede fortalecerse por medio de una colaboración más estrecha entre la APEC y la Alianza del Pacífico, con beneficios para ambos lados de un océano que une a sus integrantes.

Al exponer las tres áreas de cooperación que identifica, el presidente dijo que como parte de la integración económica regional, la APEC es el promotor de una gran área de libre comercio en Asia-Pacífico.

La iniciativa que hemos conformado Chile, Colombia, Perú y México tiene el mismo propósito. La vinculación económica entre ambos bloques ya es muy significativa: 75% del comercio de la AP se lleva a cabo con economías de APEC; 1 de cada 4 dólares que gasta APEC por concepto de frutas proviene de la AP; 23% del cobre que importan las economías de APEC es originario de los países de la alianza, y 13% de las compras de productos automotrices de APEC son de la AP , detalló.

Pymes, motor a revolucionar

Sobre la participación de las pymes en las cadenas globales de valor, dijo que las pequeñas y medianas empresas representan un motor de crecimiento y son una gran fuente de empleo en las economías. En este sentido, refirió que en la Alianza del Pacífico se creó el grupo de trabajo en materia de pymes, con el objetivo de insertarlas en las cadenas globales de valor.

Apuntó que para respaldarlas, en México se impulsaron tres acciones: la elaboración de un estudio junto con la OCDE, que identifica áreas de oportunidad para incluirlas en los esquemas globales de producción; el establecimiento de la Red de Centros de Desarrollo Empresarial, que brindará capacitación y asesoramiento a las pymes y a los emprendedores de la región, la cual iniciará operaciones en el 2016, y la creación del Fondo de Capital Emprendedor, que contará con una inversión inicial de hasta 100 millones de dólares y comenzará a operar en el 2017.

Finalmente, sobre desarrollo de capital humano, dijo que los países de la alianza han conformado una Plataforma de Movilidad Estudiantil y Académica, para realizar intercambios en distintas universidades de los cuatro países.

Por otro lado, ya en la mañana del 19 de noviembre, los mandatarios del TPP acordaron firmar en febrero próximo el acuerdo en Nueva Zelanda.

Manila, parada multicultural

Largas filas de motonetas y autos -incluidos los muy conocidos en este país como jeepney- se vieron como parte del panorama esta semana sobre las vías rápidas. Los cortes viales desde las 6 de la mañana de este miércoles -día de la cumbre- eran anunciados por redes sociales. Pelotones se apostaron, por ejemplo, en los alrededores del Centro Internacional de Prensa. Parecía que fueran a recibir una gran manifestación.

Se trataba, en todo Manila, de unos 32,000 elementos de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas, según el reporte de la cuenta de Twitter de la APEC, quienes se encargarían de garantizar la seguridad ante la cumbre mundial. La gente se observa en las calles, sin menores contratiempos, realizando su actividad normal. Era un blindaje, sí, pero no paralizaba la ciudad.

Y es que en este archipiélago de 300,000 kilómetros cuadrados, con una población de más de 100 millones de habitantes, sería la sede -miércoles y jueves- de la XXIII Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

A este conjunto de islas en Asia arribaron algunos procedentes de Turquía -donde fue tuvo lugar la reunión del G-20, las 20 economías más grandes del mundo-, mandatarios como Xi Jinping, de China; Barack Obama, de Estados Unidos; Shinzo Abe, de Japón; Justin Trudeau, de Canadá, así como el Ejecutivo mexicano, Enrique Peña. Todos ellos convocados al Centro Internacional de Convenciones de Filipinas.

Las rutas viales fueron modificadas de domingo a viernes en la capital filipina. Y autos y camiones debieron modificar sus rutas. De acuerdo con el Índice Global de Satisfacción del Conductor de Waze, una app de navegación vial nutrida por información de sus usuarios en tiempo real y que evaluó la experiencia de manejo de 50 millones de usuarios en 32 países y 167 áreas metropolitanas, Manila obtuvo 3.9 de calificación en una escala del 1 al 10, donde 10 representaba una satisfacción total al conducir. En este mismo estudio México alcanzó seis puntos. Dado a conocer el pasado 1 de octubre, el índice tomó en cuenta factores clave, como el nivel de tráfico caracterizado por la frecuencia y gravedad de los atascos, calidad de la infraestructura vial y seguridad del conductor, entre otros. Así, Manila sufrió el blindaje de la cumbre. Por la noche ríos de gente cruzaban avenidas, sin autos, autobuses o jeepneys que estuvieran disponibles.

mauricio.rubi@eleconomista.mx