Air France confirmó el viernes planes para eliminar unos 7,500 puestos de trabajo, incluyendo 1,000 en la aerolínea hermana HOP!, mientras el personal protestaba por su respuesta al colapso de los viajes debido a la pandemia de coronavirus.

La aerolínea de bandera francesa, parte del grupo franco-holandés Air France-KLM, dijo que había perdido 15 millones de euros al día durante la peor parte de la crisis y que también vio caer sus ingresos un 95 por ciento. La empresa no cree que el tráfico vuelva a los niveles de 2019 antes de 2024.

Como resultado, planea recortar 6,560 puestos de trabajo o el 16% del total para finales de 2022, más de 3,500 de los cuales serán retiros por el curso natural de la actividad, dijo después de las conversaciones con los sindicatos.

Otros 1,020 puestos de trabajo desaparecerán en los próximos tres años en "HOP!", lo que representa 42% del personal de la aerolínea regional con sede en Nantes, que también ha sido afectada por los recortes de personal del fabricante de aviones Airbus.

El gobierno francés, que concedió a Air France 7,000 millones de euros (7,900 millones de dólares) en ayudas, incluyendo préstamos del Estado, para ayudarla a sobrevivir, ha instado a la aerolínea a evitar los despidos obligatorios, pero ha reconocido que Air France está "al límite".

rrg