Las negociaciones del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y continúan sin que haya dudas en el contenido de los acuerdos, informó el Senado de la República.

Luego de que se alertara por la intención de imponer agregados laborales estadounidenses para vigilar el cumplimiento de la Reforma Laboral en México, la Cámara Alta refrendó que el gobierno de Estado Unidos ha aclarado que dichos agregados no tendrán facultad de intervenir en las leyes mexicanas.

En una breve conferencia de prensa, la presidenta de la Mesa Directiva del Senado de la República, Mónica Fernández Balboa, declaró que tanto el representante comercial de los Estados Unidos, Robert Lighthizer como el subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, aseguraron que no habrá intromisión que vulnere la soberanía mexicana.

“Habrá cómo se acostumbra agregados, pero estos no serán inspectores laborales y estarán sujetos a todas las leyes mexicanas”, afirmó Fernández Balboa.

Detalló que luego de que las autoridades de las tres naciones firmaron el Protocolo Modificatorio, éste fue analizado por cinco días en el Senado con la presencia de representantes de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la Secretaría de Economía (SE) para responder a los cuestionamientos de las y los senadores, quienes "con una gran mayoría aprobaron el Protocolo".

“El Senado de la República refrenda su responsabilidad y compromiso con México y con los principios de cooperación internacional y defensa de la soberanía e independencia. El Senado mantendrá su responsabilidad de vigilar los acuerdos internacionales con visión de Estado y cumplirá con el compromiso de buscar los mayores beneficios para los mexicanos en el largo plazo".

Finalmente señaló que México estará atento a la ratificación del tratado trilateral, así como a la implementación de las reformas necesarias para el funcionamiento del mismo acuerdo.

abr