Grupo Aeroméxico redujo los despidos estimados de sobrecargos para su filial de Aeroméxico Connect pasando de 300 a 150, debido a que el transportista espera un incremento en la demanda para finales de año así como la densificación de sus aviones Embraer E190, lo que obligaría a que la aerolínea destine a tres sobrecargos por aeronave (pese a que actualmente ya lo hace, aun cuando no es obligatorio).

En total, la línea del caballero águila planea despedir a 766 asistentes de vuelo para este año, proceso que forma parte de su reestructuración operacional y económica. De esta cifra, 150 pertenecen a Connect y 616 a Aeroméxico. 

De acuerdo con un documento presentado ante el Tribunal de Bancarrota de los Estados Unidos, Aeroméxico pretende pagar 6.2 millones de dólares en beneficios laborales por los despidos. En promedio, un asistente de vuelo de Aeroméxico recibirá 8,276 dólares en indemnizaciones, mientras que los colaboradores de Connect recibirían aproximadamente 7,333 dólares en este concepto. 

En ese sentido, el transportista recordó que la cantidad específica de indemnización de un asistente de vuelo dependerá de su nivel de antigüedad y afiliación gremial. Hasta septiembre, el Sindicato de Trabajadores de la Industria Aeronáutica (STIA) anunció la reducción de 300 sobrecargos de Connect; no obstante el transportista espera una creciente demanda a partir de noviembre. Por su parte, la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México (ASSA) votó a favor de la propuesta de Grupo Aeroméxico para desvincular hasta 616 sobrecargos de su plantilla, además de introducir un esquema de rotación del 16.6% de sus colaboradores, con el objetivo de apoyar las operaciones de la aerolínea.

De esta manera, la aerolínea mexicana ajustará su plantilla a un total de 2,111 sobrecargos. La línea del caballero águila planea despedir a 766 asistentes de vuelo para este año. De esta cifra, 150 pertenecen a Connect y 616 a Aeroméxico.