La empresa ibérica Acciona puso en marcha el parque eólico El Cortijo, de 183 megawatts (MW) en Tamaulipas, que es el primer parque eólico nuevo producto de la primera subasta de largo plazo del país. La inversión asociada ronda los 235 millones de dólares.

Quince meses después de iniciadas las obras, la compañía ha conectado los primeros aerogeneradores a red, proceso que se prolongará en las próximas semanas hasta la puesta en operación comercial del conjunto de la instalación.

El Cortijo es el resultado de la adjudicación a Acciona de 585.5 gigawatts hora (GWh) de energía y de los certificados de energía limpia correspondientes, en la primera subasta de electricidad a largo plazo.

Ubicado a 40 kilómetros al sur de Reynosa, El Cortijo consta de 61 aerogeneradores Nordex, modelo AW125/3000, de 3 MW de potencia nominal y rotor de 125 metros de diámetro, sobre torre de concreto de 120 metros de altura.

Acciona inició las obras del parque en marzo de 2017 siendo la primera compañía que comenzaba los trabajos de instalaciones adjudicadas en esa subasta.  El ritmo de construcción ha permitido que la instalación pueda estar concluida con antelación a la fecha prevista, detallaron.

“Estamos muy satisfechos de haber iniciado la puesta en marcha de El Cortijo solo quince meses después de haber iniciado las obras. Y de hacerlo después de un proceso modélico en la construcción. Acciona Energía siempre ejecuta sus trabajos en los plazos fijados, y creemos que ese compromiso con la realización de los proyectos que son adjudicados es un factor clave para que las energías renovables tengan el desarrollo que todos queremos”, ha afirmado el director general de la firma en México, Miguel Ángel Alonso.

El parque eólico producirá electricidad de origen renovable equivalente al consumo de 350,000 hogares mexicanos. Evitará con ello la emisión cada año de más de 429,000 toneladas de CO2, ejerciendo un esfuerzo de depuración de la atmósfera equivalente al de 21.5 millones de árboles en el proceso de fotosíntesis. 

Los resultados de la tercera subasta de electricidad a largo plazo en México, dados a conocer en noviembre de 2017 y que adjudicaron a ACCIONA 52.04 MW de potencia garantizados por este parque, supondrán un tercer tipo de ingreso para esta instalación, adicional a los derivados de venta de energía y certificados de energía limpia.

En la construcción de ‘El Cortijo’ han trabajado casi 400 empleados en promedio –570 en el pico de mayor actividad-. La fabricación de las dovelas de concreto que conforman las torres eólicas en una factoría expresamente establecida en las inmediaciones supuso un importante ahorro en tiempo y costos de desplazamiento e incrementó la cuota de mano de obra local empleada en el proyecto.

Una parte muy importante de los suministros, como materiales para obra civil, concretos para zapatas y estructuras, materiales para construcción de edificaciones y equipamiento eléctrico, se ha realizado también de forma local.

El Cortijo es el quinto parque eólico en propiedad de Acciona en México, donde totaliza 740 MW instalados -557 MW en Oaxaca y 183 MW en Tamaulipas. Adicionalmente ha instalado 303 MW eólicos para terceros.

ACCIONA construye asimismo un complejo fotovoltaico de 404 MW en Sonora, que estará plenamente operativo en el primer trimestre de 2019. 

Parte de este complejo -229 MWp de potencia- irá destinado a garantizar el suministro de los 478.3 GWh de electricidad adjudicados a la sociedad formada por ACCIONA Energía y Tuto, propietarios del proyecto, en la segunda subasta de electricidad a largo plazo en México.

kgarcia@eleconomista.com.mx