La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, declaró el domingo que confiaba en que el Congreso de su país aprobaría una legislación para implementar el impuesto mínimo corporativo global acordado por 136 países.

Yellen dijo que las acciones para que Estados Unidos cumpla con el impuesto mínimo global probablemente se incluirán en el llamado proyecto de ley de presupuesto de reconciliación que contiene las iniciativas de gasto propuestas por el presidente Joe Biden.

Consultada en "This Week" de ABC si confiaba en la aprobación de la medida, Yellen dijo:

Sí. Estoy segura de que lo que debemos hacer para cumplir con el impuesto mínimo se incluirá en un paquete de reconciliación. Espero la aprobación (...) y asegurar al mundo que Estados Unidos hará su parte".

La maniobra parlamentaria conocida como reconciliación presupuestaria permitiría a los demócratas actuar sin votos republicanos.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) anunció el viernes un acuerdo mundial para garantizar que las grandes empresas paguen una tasa de impuestos mínima del 15% y dificultar la evasión fiscal.

Funcionarios del Tesoro y expertos tributarios han dicho que el impuesto mínimo global no requeriría la implementación de un tratado y podría lograrse en el proyecto de ley de conciliación porque es un acuerdo voluntario entre países para imponer individualmente un impuesto mínimo sobre las ganancias de las corporaciones en el extranjero.

Estados Unidos tiene ese impuesto mínimo desde finales de 2017, por lo que es cuestión de subir la tasa para cumplir con el acuerdo.

Los funcionarios del Tesoro han dicho que consideran que el impuesto mínimo global es menos controvertido que una tasa impositiva corporativa general más alta o un impuesto a las ganancias de capital más alto, porque coloca a Estados Unidos en una base más competitiva con otros países.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos dijo que revisará de cerca los detalles de las propuestas de la administración Biden.

"Seguimos muy preocupados por el impacto acumulativo de la propuesta (del impuesto mínimo global) y los cambios fiscales que busca la administración como parte del proyecto de ley de reconciliación pendiente ante el Congreso", dijo Neil Bradley, director de políticas de la cámara, en un comunicado.

Yellen no abordó cómo implementar otra parte del acuerdo que busca renovar los impuestos para las grandes empresas de tecnología y otras empresas multinacionales altamente rentables.

La parte denominada "Pilar 1" del acuerdo fiscal reasignaría los derechos impositivos de las empresas con más de 20,000 millones de dólares en ingresos anuales a países donde sus productos y servicios se venden por el 25% de las ganancias por encima de un margen del 10 por ciento.

kg