La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente tendrá el reto no sólo de evitar imposiciones inequitativas del Estado sobre los ciudadanos de menores ingresos, sino además usar el poder ciudadano para obligar a la autoridad fiscal a ejercer con eficiencia los recursos y, mediante la cultura del tributo justo, elevar la recaudación, coincidieron ayer Diana Rosalía Bernal Ladrón de Guevara, José Miguel Domínguez Camacho y Gabriela Ríos Granados, propuestos por el presidente Felipe Calderón como ombudsman fiscal.

Al comparecer en la Comisión de Hacienda del Senado para presentar sus propuestas de trabajo, los tres aspirantes a ser el primer ombudsman fiscal en México coincidieron en que los mexicanos no deben seguir permaneciendo indefensos ante abusos de la autoridad.

Gabriela Ríos Granados recordó que actualmente no existen defensores de oficio para los ciudadanos en materia fiscal, lo que refleja que los contribuyentes cumplidos, con el pago de impuestos y con baja capacidad económica están en total estado de indefensión contra los abusos de la autoridad fiscal .

Explicó que la Procuraduría será un organismo mixto, que además de ser defensor del contribuyente ante los recursos administrativos, también recibirá las quejas por violaciones a sus derechos. Agregó que actualmente el SAT ofrece asesoría gratuita de trámites fiscales, pero la Procuraduría tendrá el reto de incentivar el pago de las contribuciones mediante propuestas de simplificación de trámites.

Pero no se queda hasta ahí su labor, sino que en el supuesto que la autoridad o el servidor público no acepte la recomendación, la Procuraduría representará ante la autoridad al contribuyente, promoviendo a su nombre los recursos administrativos procedentes y en su caso ante el Tribunal federal , explicó Ríos Granados.

Indicó que la Procuraduría representa un cambio de gran calado en la relación entre el contribuyente y la autoridad tributaria , porque su función será preventiva, conciliadora, correctiva o contenciosa, además de que podrá disponer de todos los elementos necesarios para hacer comprensibles las leyes tributarias a los contribuyentes de menores recursos.

Sobre el destino del gasto, comentó, la Procuraduría deberá pugnar por la transparencia en los destinos de las contribuciones.

Sin embargo, José Miguel Domínguez Camacho recordó: Hasta este momento la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente existe sólo en blanco y negro , porque aunque está legalmente constituida, después de que el Senado nombre a su titular, seguirá el proceso de nombramiento de consejeros, luego definir su presupuesto, instaurar el servicio profesional de carrera para el personal que ingrese y hacer difusión de las tareas de la Procuraduría.

El propuesto afirmó: Las capacidades fiscales del Estado no deben desarrollarse a costa de los contribuyentes, sino de la mano de los mismos . Destacó que debe entenderse que el fortalecimiento fiscal del Estado requiere el fortalecimiento de las capacidades ciudadanas.

El pacto tributario ya no puede operar con la lógica de la obligación de contribuir imponiendo, sino con la lógica moderna de contribuir convenciendo , aseveró.

Diana Rosalía Bernal Ladrón de Guevara afirmó: El contribuyente debe tener plena dignidad y derechos; el de tributar de forma justa y equitativa, pero también derechos gozar de certeza jurídica, con la confianza de que las autoridades actuarán con respeto a sus derechos . El Senado elegirá hoy mediante votación quién de los tres será el primer ombudsman fiscal en México.

[email protected]