Tokio es la ciudad más cara del mundo para los expatriados en 2010 y Rio de Janeiro la más cara de América, mientras que Londres dejó de figurar entre las primeras cincuenta, según un estudio difundido este lunes en París por la consultora británica ECA.

El estudio, efectuado antes de la caída del euro, mide los precios de bienes de consumo y servicios (vivienda, alimentación, transporte, indumentaria, esparcimiento, etcétera) de 400 ciudades del mundo.

Detrás de Tokio, el segundo lugar lo ocupa Oslo y en el tercero quedó Luanda.

En el continente americano, Rio de Janeiro ocupa la primera posición.

"En contraste con respecto al año anterior el recrudecimiento de la demanda en materias primas reforzó el valor del real y permitió a las ciudades brasileñas subir en la clasificación", señala el informe.

Madrid y Barcelona se ubican, respectivamente, en el 34 y 35 puesto entre las ciudades europeas y el 68 y 71 en el ranking mundial.

La gran sorpresa del estudio resultó ser Londres, que quedó en el 78 lugar y ya no forma parte de las primeras 50 ciudades.

Durante mucho tiempo, Londres figuró entre las capitales en donde el costo de vida era uno de los más elevados.

Luanda, antiguo líder de la clasificación, cayó al tercer lugar y París al decimosexto.

Ninguna ciudad estadounidense figura entre las 25 primeras ciudades.

Nueva York se ubica en el 48 puesto.

"La caída del dólar acarreó una leva alza del costo de vida en la mayoría de las ciudades de América del Norte", explica ECA.

"La debilidad de la libra esterlina (...) provocó una disminución de los precios para los que visitan el Reino Unido", señala el informe. En consecuencia "Londres es menos costosa que otras ciudades europeas como Munich, Amsterdam o Bruselas", subrayó.

Cinco ciudades africanas figuran entre las 25 primeras: además de Luanda se encuentra a Libreville en el 13 puesto, Abidjan en el 17, Abuja en el 18 y Kinshasa en el 23. Con la excepción de Abidjan, las otras cuatro ciudades están en regiones productoras y exportadoras de petróleo.

El ranking de las primeras 50 lo cierra Atenas.

"La fluctuación de las monedas sigue siendo el factor más influyente en la evolución del costo de vida", concluye la investigación realizada entre marzo de 2009 y marzo de 2010.