Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, dijo que Grecia despejó las dudas, por lo que puede esperar una decisión positiva sobre el alivio de su deuda pública.

Allanamos el camino para que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede) continúe con el proceso que permitirá tomar medidas para la deuda de corto plazo de Grecia, escribió Dijsselbloem en un tuit en referencia al fondo de rescate de la zona euro.

Recibí una carta en la que mi colega griego confirmó el compromiso sobre los acuerdos pasados , agregó Dijsselbloem, también ministro de Finanzas holandés y que preside el órgano que reúne a los 19 ministros del rubro de la zona euro.

A mediados de diciembre, la zona euro suspendió el proceso para tomar medidas de corto plazo para la deuda de Grecia, luego de que el gobierno de Alexis Tsipras anunciara medidas sociales que disgustaron a sus acreedores, en particular Alemania.

Una fuente de la zona euro dijo a la agencia AFP que la eurozona decidirá oficialmente el caso en una reunión en enero.

Los ministros de los 19 países del euro acordaron el 5 de diciembre medidas técnicas sobre las tasas de interés y los vencimientos del algunas deudas griegas, luego de que Atenas completara una nueva ronda de duras reformas, exigida al país a cambio de una serie de rescates desde el 2010.

Tres días después, Atenas anunció medidas sociales, como el restablecimiento de la paga extraordinaria para los jubilados con pensiones inferiores a 850 euros y el aplazamiento del alza al IVA en las islas orientales del Egeo mientras dure la crisis migratoria.

Klaus Regling, director gerente del Mede, defendió que una vez implementadas todas estas medidas conducirían a una reducción acumulada del ratio de deuda sobre el PIB de Grecia de 20 puntos porcentuales en el 2060, así como de 5 puntos porcentuales sobre las necesidades brutas de financiamiento de Atenas.