Ante integrantes del próximo gabinete y directivos y consejeros de Banorte, el actual secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, destacó que en materia económica hay cosas en las que aún se debe trabajar, pero también hay otras en las que se debe mantener el rumbo para mantener el crecimiento.

En la inauguración del Foro Estrategia Banorte 2018, el funcionario refirió que, pese a los vientos en contra, el país ha crecido bien en los últimos años.

“No siempre fue fácil, y haber tomado las medidas en el momento adecuado permitió que, pese a que las perspectivas se volvieran negativas, éstas se revirtieran y se mantuviera la ruta”, dijo.

Refirió que hoy el país tiene una economía sólida, resiliente, con una Inversión Extranjera Directa en niveles récord, lo mismo que las reservas internacionales. “La economía está creciendo más que Brasil, que Argentina, que Chile, que Estados Unidos y Colombia”, dijo.

González Anaya destacó que, pese a todo, se han logrado las metas fiscales, aún con los vientos en contra.

Recordó que entre el 2014 y el 2016 el precio del petróleo cayó 70% pero aun así, la economía creció, lo que obedece en gran parte a las reformas estructurales instrumentadas en el sexenio que está por concluir.

“Hoy, en el 2018, sí se cumplió con la estrategia fiscal, y hoy tenemos un superávit primario, mientras que el resto de los países del G20 y América Latina, tienen déficits”, expuso el funcionario.

Déficit por la crisis

Detalló que a partir del 2008 se registró un déficit mucho más alto por la crisis financiera y por las medidas para paliar sus efectos, pero que desde el 2015 y el 2016 (a la mitad del sexenio) se hizo un ajuste y se redujo.

“Teníamos un balance primario negativo y en un año nos movimos a un balance primario de reducción del déficit”.

Mencionó que ello se logró al fortalecer los ingresos provenientes de los impuestos y al despetrolizar la economía. “Por eso el precio del petróleo se pudo caer 70% y no hubo crisis en las finanzas públicas”.

Por otra parte, el encargado de las finanzas públicas detalló que se tuvieron que hacer ajustes al gasto, sobre todo en lo relacionado con Petróleos Mexicanos. “Estas dos cosas permitieron que la deuda pública entrara en una trayectoria descendiente y sostenible”.

Destacó que el aumento reciente en la deuda obedece a factores como que se movió el tipo de cambio y con ello la deuda externa, pero se transparentó la deuda de pensiones, entre otros factores.

“Queremos crecer más y hay que hacer lo posible por hacerlo, pero el país ha crecido bastante bien, dados los vientos en contra”, insistió.

En entrevista previa al evento, el titular de Hacienda mencionó que los funcionarios de la dependencia colaboran con el gabinete entrante en la elaboración del presupuesto, y recordó que tienen hasta el próximo 15 de diciembre para ello.