Standard & Poor’s (S&P) rebajó la nota de calificación a Chipre a BB , empujándola un poco más en dirección a la categoría especulativa, estimando que el monto de la ayuda solicitada por ese país deberá alcanzar los 11,000 millones de euros.

En nuestro escenario de base, esperamos que Chipre negocie un paquete de ayuda financiera de 11,000 millones de euros, que representan poco más 60% del PIB , indicó S&P en un comunicado.

Del monto total de ayuda, 4,500 millones de euros serán destinados a la recapitalización de su sistema bancario, muy expuesto a la deuda pública griega. Los dos mayores bancos: Popular de Chipre y Banco de Chipre, se llevarán algo más de la mitad de esa cifra. El resto del rescate, 6,600 millones de euros, cubrirán el pago de vencimientos de deuda y compensar un posible déficit subyacente.

Chipre pidió el rescate el pasado 25 de junio, convirtiéndose en el quinto país europeo rescatado, tras Grecia, Irlanda, Portugal y España, y el último de ellos a entrar en el euro. En el 2011 había obtenido un préstamo de Rusia por valor de 2,500 millones de euros.

EN PORTUGAL

Standard & Poor’s confirmó la calificación BB para la deuda de Portugal, diciendo que el país se había ceñido a los términos de su rescate durante el último año.

La confirmación de la calificación refleja nuestra visión de las significativas reformas estructurales que el gobierno de Portugal ha realizado en los últimos 12 meses en medio de una reducción rápida del déficit de la cuenta corriente, reflejando mayormente un fuerte desempeño de las exportaciones , informó la agencia en un comunicado.

S&P agregó que las calificaciones del país podrían estabilizarse en el nivel actual si el desempeño fiscal del gobierno y las medidas de reformas estructurales se mantienen como están establecidas en el programa .

En junio, Portugal aprobó la cuarta revisión trimestral del programa de rescate de 78,000 millones de euros que mantiene con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.