Hasta el próximo 17 de febrero, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) volverá a establecer precios máximos en la gasolina y el diesel, con lo que la Magna, Premium y Diésel se mantendrán en el mismo precio promedio que se tuvo en enero de 15.99; 17.79 y 17.05 pesos por litro, respectivamente.

Miguel Messmacher, subsecretario de Ingresos de Hacienda, detalló que con el fin de evitar un segundo gasolinazo, se redujo ligeramente el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se cobra a combustibles y ese faltante será cubierto con los excedentes que se han tenido por ingresos; es decir, el precio de la gasolina se determinó con base en una decisión política más que en función del mercado.

Se redujo ligeramente la tasa del impuesto a través de un estímulo fiscal, utilizando ingresos excedentes (...) Si no hubiéramos hecho ninguna modificación en el IEPS, en la primera semana de febrero, la Magna se habría incrementado en 70 centavos .

Messmacher explicó que con esta decisión, en ninguna de las 90 zonas en las que fue dividida el país se incrementarán los precios.

Cada una de estas regiones tiene un precio promedio distinto, pero en ninguna se está incrementando. En cada región se verá el mismo precio promedio que en enero, en algunas regiones es más alto que en otras , dijo en una entrevista radiofónica.

Variables estables

En la última semana de enero el precio promedio de la gasolina de bajo octanaje en la región de la Costa del Golfo en EU, hiló tres semanas de caídas, esto es 3.6% menos que lo registrado en la segunda semana de enero.

A lo anterior se sumó la apreciación que registró el tipo de cambio, hasta el 3 de febrero el peso había recuperado 0.65% de su valor frente al dólar.

De acuerdo a la fórmula estas dos variables son determinantes a la hora de fijar el precio de la gasolina. De acuerdo con analistas el favorabole comportamiento de estas variables permitiría que el precio de la gasolina no presentara cambios este mes.

Gasolineros, a la expectativa ?de cambios

José Carlos Femat Romero, director general de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, indicó que la industria gasolinera estará a la expectativa de cómo se comporta el tipo de cambio y la mezcla mexicana en esta semana, ya que es a partir de ellos como se establecerán los precios para el próximo 17 de febrero y estárían vigentes a partir del día siguente.

Es una medida que realmente no le vemos tanto efecto, pues el calendario no se ha movido y los precios seguirán flexibilizándose con la misma regla que se publicó. Las decisiones de invertir no dependerán de un escenario de dos semanas. No lo vemos tan comprometedor para el proceso que está viviendo la reforma energética , dijo a El Economista

Recordó que el precio de la gasolina dejó de estar subsidiado desde que terminó el 2016: Con el establecimiento de los precios máximos, tanto la SHCP y otros organismos reguladores están trasladando todos los costos reales a los precios de la gasolina .

Sí hay incertidumbre

Para Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), el hecho de que todavía exista una fuerte intervención política en los precios de los combustibles sí genera incertidumbre en las inversiones que se puedan hacer en el sector energético, pues tienen que estar a la expectativa de si a la autoridad se le ocurre suavizar el impacto.

Sí hay mucho nerviosismo; estamos entrando a una fluctuación de los precios de la gasolina, pero un poco sucia, donde se supone que estás liberalizado pero le metes mano para calibrar; no es lo más deseado , refirió en entrevista.

Indicó que lo mejor que le puede pasar a Hacienda en esta semana es que la moneda se esté apreciando y baje el precio del petróleo para no seguir intentando suavizar el impacto.

Cuando entras a una lógica de fluctuaciones sucias, no tienes problemas cuando la moneda se aprecia, pero cuando el tipo de cambio está al alza inmediatamente incurres en subsidio; entonces, hay que estar al pendiente de cuándo pueda dejar de ocurrir esto , expresó.

Estímulo reduce costo ?de importación

Femat agregó que esta medida de ampliar el estímulo fiscal sirve principalmente como un apoyo para que Pemex pueda reducir los costos de importación y reducir el efecto que pueda causar en los precios de la gasolina.

En vez de que el importador de combustibles (Petróleos Mexicanosmex) pague el IEPS completo, tiene una reducción que es justamente el incentivo. También sirve de incentivo para aquellas empresas que busquen ser importadores de gasolina , manifestó.

De acuerdo con información que publicó Hacienda en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el estímulo fiscal para la Magna será de 1.773 pesos por litro, antes era de 1.120 pesos; para la Premium será de 0.157 pesos por litro, antes era de 0.050, y para el Diesel de 1.601 pesos por litro; antes era por 1.50 pesos.

Estaciones, al borde de la quiebra en Puebla

Puebla, Pue. Aplazar el segundo incremento a los combustibles, hasta el 17 de febrero, no trae beneficio alguno a los empresarios del sector, sobre todo cuando existe una competencia desleal de quienes venden los productos robados y que tiene al borde de la quiebra a 20 estaciones en el llamado Triángulo Rojo conformado por Acatzingo, Palmar de Bravo, Quecholar, Tecamachalco y Tepeaca.

Adalberto Baitz Montaño, vicepresidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo (Onexpo) en Puebla que cuenta con 283 socios , advirtió que el gasolinazo ocasionaría aun más problemas, no sólo a ellos sino también a los consumidores.

Criticó que la regionalización de precios establecida por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha ocasionado pérdidas económicas en varias gasolineras de sus afiliados, debido a que algunas ofertan diferente los combustibles pese a que la distancia entre una zona y otra no es tanta.

Lo anterior, dijo, propició que la gente que vive en municipios de Puebla colindantes con los de Tlaxcala, donde tienen precios un poco más bajos, prefieran ir a comprar la alhí aun cuando eso implique trasladarse más lejos.

Poblanos compran en tlaxcala

Explicó que este fenómeno se ha registrado en la Sierra Norte, ya que en municipios como Chignahuapan, la gasolina Magna se oferta en 15.71 pesos, pero a unos kilómetros, en los municipios de la entidad vecina como son Atotonilco o Tlaxco, se vende en 15.10 pesos, por lo que muchos clientes optan todos los días por llenar sus tanques allí.

A nombre de los gasolineros que representa, pidió a la dependencia federal que ponga marcha atrás a la regionalización de precios y estipule uno sólo para todo el país, a fin de que ninguna empresa se vea dañada.

Dijo que, con ello, se demuestra que el alza de las gasolinas ha traído más perjuicios que beneficios, aun cuando se establecen precios diferenciados para apoyar principalmente a los consumidores.

Competencia desleal de huachicoleros

En el caso de los que se encuentran en el llamado Triángulo Rojo, no pueden contra la competencia desleal, ya que mientras las estaciones venden la gasolina Magna en 16.59 pesos, los huachicoleros la ofrecen entre 10 y 12 pesos.

Hizo un llamado a las corporaciones de seguridad pública para que se detenga el robo y venta ilegal ya que además de afectar al gremio, representa un problema social e incluso ambiental.

Advirtió que las tomas clandestinas podrían generar un problema mayúsculo no sólo al medio ambiente sino a zonas de cultivo por los derrames e incendios que ocurren. (Con información de Miguel Hernández)

Cierran gasolinerías en frontera noreste

Monterrey, NL. En las ciudades fronterizas de Tamaulipas, muchas gasolineras han cerrado parcialmente al no poder competir con los precios de las estaciones de servicio ubicadas en las ciudades fronterizas de Texas, afirmó a El Economista Julio César Almanza, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio en Tamaulipas (Fecanaco).

Han cerrado las gasolinerías de manera parcial, los precios del combustible (en la Región Reynosa) están en 15.80 la Magna; 17.46 la Premium y 16.95 el diesel, y del lado americano están en menos de 14 pesos, aún con el tipo de cambio alto , alertó Julio César Almanza.

Según medios locales, el pasado 4 de febrero cerraron todo el día alrededor de 400 gasolinerías en la franja fronteriza de Tamaulipas; 90 de ellas en Matamoros, 80 más en Reynosa y 19 en Río Bravo, así como otras en Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz y Valle Hermoso.

Fue una decisión (de los gasolineros) para presionar al Sistema de Administración Tributaria (SAT), porque éste no aplica reglas claras (en el subsidio) y quieren que no los dejen en desventaja , afirmó el dirigente de la Fecanaco.

Empresarios de Reynosa han explicado que el subsidio fronterizo que plantea la Secretaría de Hacienda y Crédito Público es inviable para homologar los precios con los de Estados Unidos, porque es una promesa de acreditación fiscal a futuro, además, del aumento que tuvieron por pipa.

Hasta el 31 de diciembre la pipa de 20,000 litros les costaba 180,000 pesos y a partir del 1 de enero subió a 300,000 pesos.

Podrían quebrar

Lamentablemente, no es costeable vender combustible y nos vemos orillados al cierre. Tendremos que despedir trabajadores y la región sufrirá desabasto de combustible , advirtieron los gasolineros de Tamaulipas en un comunicado.

En este sentido, Luis Alberto García, profesor del Departamento de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Monterrey (UDEM), comentó a El Economista: Hay que reactivar la economía de la frontera, muchas gasolineras se declararon en quiebra porque los precios en Estados Unidos hacen imposible que se pueda competir .

Por otra parte, en el estado de Nuevo León al igual que en todo el país, el aumento de gasolina se postergó hasta el 17 de febrero, estableciendo subsidios a las importaciones de gasolina.

Los precios de la gasolina en la zona metropolitana de Monterrey se mantienen en 16.31 pesos para la Magna; 18.19 para la Premium y 17.03 para el diesel. (Con información de Lourdes Flores)

En Jalisco, piden aplazar liberalización

Guadalajara, Jal. Aunque todos se dicen a favor de la eliminación de subsidios y de la liberación del precio de las gasolinas en México, los presidentes de organismos empresariales en Jalisco piden al gobierno federal retrasar para otro momento el nuevo ajuste al precio de los combustibles.

A cambio, proponen nuevos recortes presupuestales, eficiencia en la administración, reducción del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) y reestructura de programas sociales.

Estamos totalmente de acuerdo con la liberalización del precio de la gasolina; nunca estaríamos de acuerdo en subsidiar nuevamente la gasolina en México, pero creo que hoy es momento de buscar algunos esquemas que permitan retrasar nuevos incrementos, alargarlos a otros momentos porque actualmente hay muchos factores que están incidiendo de manera conjunta , afirmó Manuel Herrera Vega, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin).

De acuerdo con el industrial jalisciense, al aumento a los combustibles se suma el alza en las tarifas eléctricas, el tipo de cambio que ha encarecido el costo de los insumos y el incremento en las tasas de interés que elevó los costos financieros.

La presión a los costos del productor en México se ha incrementado de una manera importante y esto sin duda, es un llamado de alerta , dijo a El Economista el presidente de Concamin.

Pese a que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público determinó retrasar un nuevo gasolinazo previsto para el pasado 4 de febrero, líderes empresariales de Jalisco piden que la medida se prorrogue por un plazo mayor.

De acuerdo con José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), es necesaria una reestructura a los programas sociales del gobierno federal y una disminución al IEPS.

Según Coneval, existen 37 programas duplicados que significan una erogación anual de 200,000 millones de pesos , puntualizó el dirigente del sindicato patronal en Jalisco.

El presidente de Coparmex afirmó que debido a la espiral inflacionaria provocada por el alza en los combustibles es necesario que los aumentos a las gasolinas se realicen de manera gradual.

Hemos puesto estos temas sobre la mesa para buscar estrategias que nos ayuden a mitigar los efectos negativos; sobre todo, de esta etapa coyuntural donde hay una serie de factores que se juntaron al mismo tiempo y que están presionando más los costos del productor , refirió. (Con información de Patricia Romo)

elizabeth.albarran@eleconomista.mx