La calificadora mexicana HR Ratings consideró preocupante la actual política de austeridad del gasto, ya que tuvo un impacto sobre el crecimiento económico en los primeros seis meses del año.

Si bien la debilidad económica y el mal desempeño de los ingresos petroleros son preocupantes para la estabilidad de las finanzas públicas, también lo es la política de austeridad del gasto, ya que tiene un impacto negativo sobre el crecimiento económico, detalló.

Afirmó que la restricción del gasto durante el primer trimestre contribuyó negativamente al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que es probable que este efecto se haya extendido a los primeros seis meses del año.

“En este sentido, resulta vital evitar un ciclo vicioso donde los recortes al gasto debiliten aún más la economía y generen a su vez menores niveles de recaudación”, estimó en un reporte sobre las finanzas públicas de México en el segundo trimestre del 2019.

La agencia evaluadora de riesgo crediticio señaló que los resultados de las finanzas públicas a junio de este año reflejan un fuerte control sobre la deuda, ayudado por la estabilidad del tipo de cambio.

Sin embargo, además de este efecto, la contención en el crecimiento de la deuda también se atribuyó a la austeridad en el gasto, no únicamente contra el mismo periodo del 2018, sino también relativo al programado.

Refirió que, reconociendo el menor dinamismo en el ritmo de crecimiento por el que transita la economía mexicana, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer un conjunto de medidas para apoyar la economía por un total de 485,000 millones de pesos.

Estos recursos se destinarán para la creación de infraestructura, impulsar la inversión física y el consumo privado, así como adelantar los procesos de licitación del gobierno federal correspondientes al ejercicio 2020.

Adicionalmente, en la actualización de sus estimaciones rumbo al cierre del año, la SHCP prevé que los ingresos tributarios y los ingresos petroleros cierren por debajo de lo aprobado en 154,000 millones y 73,000 millones de pesos, respectivamente.

La SHCP incorporó en sus estimaciones la utilización del Fondo de Estabilidad de Ingresos Presupuestarios (FEIP), buscando mitigar los menores ingresos percibidos, para permitir mayores niveles de gasto que los observados durante el primer semestre del 2019, sin afectar el balance financiero originalmente presupuestado, precisó.

Destacó que la utilización del FEIP tiene como fin bloquear este ciclo vicioso, pues con estos recursos la SHCP busca evitar la necesidad de seguir haciendo más recortes en el gasto, esto con el fin de llegar a sus metas de balance, principalmente el superávit primario de 1.0% del PIB.

Sobre la situación actual de Pemex, HR Ratings comentó que el principal objetivo del Plan de Negocios es frenar la caída en la producción y eventualmente aumentar la capacidad de refinación para reducir la importación de productos terminados.

De igual forma, destacó el incremento que se plantea en las exportaciones netas, el cual consideró como la parte central del plan, así como los apoyos que continuaría otorgando el gobierno federal.