Los precios al consumidor estadounidense repuntaron en abril por mayores costos de la gasolina, alimentos y alquileres, lo que apunta a una aceleración sostenida en la inflación que apoyaría los argumentos para un alza de las tasas de interés el mes próximo.

NOTICIA: El mercado espera con cautela la reunión de la Fed

El Departamento del Trabajo dijo el viernes que su índice de precios al consumidor (IPC) subió un 0.2% el mes pasado tras el declive de 0.3% de marzo. El alza de los precios sugiere que el descenso de marzo, el primero en 13 meses, habría sido una aberración.

En los 12 meses hasta abril, el IPC subió un 2.2 por ciento. Si bien esa cifra es inferior al alza de 2.4% a marzo, el incremento interanual en el indicador sigue siendo más alto que el aumento anual promedio de 1.7% de los últimos 10 años.

NOTICIA: Reserva Federal deja su tasa de interés en el mismo nivel

Economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban un aumento en el IPC de 0.2% en la comparación mensual y un alza de 2.3% en el indicador respecto a abril de 2016.

rarl