Mérida, Yuc. Aristóteles Núñez, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), opinó que el Paquete Fiscal del 2016 que aprobó el Congreso de la Unión es ligero en muchos cambios, en el que además se respetó el Acuerdo de Certidumbre Tributaria.

Con la aprobación del Paquete no se le generó una mayor carga tributaria a los contribuyentes, tal como estaba prometido, ni tampoco se le generará más trabajo administrativo a los causantes , agregó.

En el marco de la 92 Convención Anual del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), admitió que aún es muy precipitado hacer un pronunciamiento (concreto) ante los cambios en la Miscelánea Fiscal del 2016 que aprobaron los legisladores.

Lo ideal, dijo, es esperar a que los cambios se desarrollen en los siguientes años para poder medir el impacto de las nuevas medidas que se aprobaron en las reformas para el 2016.

Lo que tenemos que hacer en el SAT es observar las leyes, cumplirlas y facilitarle al contribuyente estos cambios para que puedan convertirse en modificaciones que puedan adoptarse rápido y que no generen una mayor carga onerosa para el cumplimiento de sus obligaciones , agregó.

Los cambios en la Miscelánea Fiscal del 2016 son un gran reto para el SAT que se suman a los propios del fisco, como lo es el de adicionar nueva tecnología, pues ésta cambia cada tres años; el objetivo, insistió, es facilitarles la vida a los contribuyentes.

Refrescos dejan buena recaudación

Núñez admitió que la recaudación por el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) con la que contribuyen los refrescos es importante para el fisco, por lo que fue bueno no realizar ningún cambio y dejar el impuesto de 1 peso por litro, tal como se planteó en la reforma fiscal.

Cuestionado sobre los cambios que se establecieron en el Código Fiscal de la Federación, comentó que fueron menores. Hay cambios en siete artículos, de los cuales tres son de fondo y le dan oportunidad al SAT de realizar sorteos fiscales, y eso estimulará la solicitud de facturas electrónicas.

Con ello, el ciudadano se incorporará a una dinámica de ingresos fiscales; el pedir una factura electrónica trae como consecuencia que los demás paguen impuestos y se genere un retorno para mejorar los servicios , justificó.

En entrevista, reconoció que México cuenta con pocos ingresos y eso hace que los ciudadanos tengan servicios insuficientes, en la medida en que paguemos impuestos podremos mejorar esta dinámica .

Referente a los sorteos fiscales, el jefe del brazo fiscalizador de la Secretaría de Hacienda adelantó que se realizarán de forma cuatrimestral (tres en todo el año), adicionales al del Buen Fin, en breve se publicarán las reglas.

Entorno a la adición que realizaron los legisladores para que el fisco lleve a cabo un programa de evaluación del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) inmerso en la Ley del ISR, explicó:

Lo que nos han solicitado los senadores a través de esa modificación es que el SAT haga versiones públicas del avance tecnológico que va encaminado a ofrecerles servicios a los contribuyentes.

Es una necesidad de mostrarle con documentos y con acciones tangibles que está cambiando el SAT los sistemas que faciliten el cumplimiento; la petición es en un sector en especial en el que hay un gran reto, que son los pequeños contribuyentes , concluyó.

[email protected]