El panorama económico para México está mejorando al confirmarse el avance de la vacunación en el país y la reducción de la mayoría que tiene en la Cámara de Diputados el partido en el poder de México, Morena, advirtieron economistas de la calificadora Fitch.

“El mercado recibió con entusiasmo la nueva composición en el Congreso tras las elecciones, pues dificulta la posibilidad de que avancen reformas controversiales y esto puede alentar un sentimiento positivo sobre el país”, advirtieron.

En la actualización de sus perspectivas económicas mundiales, donde mejoraron su expectativa del PIB para México de 5% que tenían en marzo a 5.3%, proyectaron que la política monetaria se mantendrá sin cambios este año, aún con la evidencia del relevo del gobernador del Banco de México.

“Esperamos que el banco central aumentará las tasas en 2022, aun con el cambio del liderazgo de la Junta de Gobierno, que ha sido adelantado con la nominación del sucesor de Alejandro Díaz de León, que dejará el cargo en diciembre de 2021”, indicaron.

Esgrimieron que el avance en la vacunación favorecerá una reapertura de los negocios y acelerará gradualmente la reactivación de la economía.

Y explicaron que conforme avanza la recuperación, se alimenta la demanda de bienes y servicios, lo que termina por agregar presión a la inflación que de por sí presenta el impacto de mayores precios de commodities, así como el arrastre estadístico por la baja base de comparación del 2020, el año del gran cierre de las economías por la pandemia.

Estimaron entonces que la economía mexicana registrará este año una inflación de 5.1% anual.