La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) proyecta que la economía mexicana conseguirá un crecimiento de 3.4% el año entrante que incorpora una segunda revisión al alza desde marzo.

El nuevo pronóstico se encuentra arriba de 3.2% estimado por ellos mismos en mayo, pero está debajo de 4.1% estimado por el gobierno mexicano en sus Criterios Generales de Política Económica (CGPE) 2022.

Al interior de las “Perspectivas Económicas provisionales” de septiembre, proyectaron que la economía mexicana conseguirá un rebote de 6.3%, este año apoyada por Estados Unidos. Esta tasa de crecimiento es la misma que estima el gobierno federal según el ajuste más reciente incluido en los CGPE, y se convierte en la tercera corrección trimestral al alza que realizan los expertos de la OCDE.

En el mismo reporte, se reconoce que “la inflación sorprendió al alza en economías como México, Brasil, Argentina, Rusia y Turquía”. De ahí también la corrección que hicieron a sus pronósticos.

De acuerdo con sus expectativas revisadas, la inflación de México registrará una fluctuación de 5.4%, que es 1.3 puntos porcentuales superior a la que tenían en mayo.

Matizan que para el año entrante la fluctuación de los precios generales será de 3.8%, un pronóstico para el que también hicieron un ajuste al alza desde 3.1% que consideraron hace tres meses.

Matizan despegue de EU

En el reporte, que fue lanzado desde la sede de la OCDE, en París, durante la madrugada de este martes, los expertos de la organización recortaron su expectativa para Estados Unidos.

Ahora, anticipan un crecimiento del PIB de 6% que está debajo de 6.9% de la estimación previa.

Con todo y la moderación en el pronóstico, la tasa de crecimiento de la economía estadounidense es la segunda más alta desde 1984, cuando alcanzó una expansión de 7.2% y está impulsada en los históricos paquetes de estímulo fiscal y monetario que aplicaron las autoridades tras el choque de la pandemia.

Para el año entrante, los economistas de la OCDE prevén una moderación de esta expansión que dejará al PIB en 3.9% reflejando el retiro de los estímulos económicos.

El pronóstico OCDE del 2021 es tres décimas superior al estimado de mayo y también se encuentra muy arriba de niveles prepandemia. En el 2019 el PIB fue de 2.3%; la tasa esperada será también la segunda más alta para EU desde el 2004 cuando llegó a 3.9 por ciento.

Esperan que la inflación de EU sea de 3.6%, que es superior a 2.9% que estimaron hace tres meses, pero que se suavizará hasta llegar a 3% en el 2022.

China, sin cambios

Para la segunda economía del mundo, China, anticipan un PIB de 8.5%, sin cambios desde la estimación previa. Para el 2022 ven un crecimiento de 5.8% también sin cambios. Para la economía mundial ven un crecimiento de 5.7% en el 2021 y de 4.5% en el 2022, resultado del rebote de Europa y Estados Unidos.

ymorales@eleconomista.com.mx