Washington, EU. México es una de las pocas economías que han logrado sostener sus altas calificaciones en política monetaria y fiscal en el entorno mundial adverso. Por eso mantiene la línea de liquidez precautoria abierta en el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un monto bastante significativo , aseveró la directora gerente, Christine Lagarde.

Se refiere a la Línea de Crédito Flexible (LCF) renovada en el 2014, que garantiza el acceso a 70,000 millones de dólares para fortalecer la reserva internacional del Banco de México en caso de que se requiera.

En la conferencia de prensa que marcó el inicio de las Reuniones de Primavera del FMI, la funcionaria destacó que a pesar de la turbulencia externa, las autoridades financieras de México han conservado la estabilidad económica.

Atribuyó al manejo inteligente de la LCF, la capacidad de mantener en línea los objetivos de la política macroeconómica.

A su vez, destacó que las reformas estructurales aprobadas de manera temprana favorecen a la mejor percepción que tiene el mercado acerca de México.

Es un excelente ejemplo de cómo utilizar un mecanismo precautorio de manera inteligente para mantener y cumplir con los objetivos macroeconómicos. Además, han tenido el acierto de comenzar el proceso de reformas estructurales con oportunidad y sin tener en medio un compromiso, lo que debe también reconocerse , dijo.

Peso, el colchón

Cuestionada sobre cómo podría contener una economía como la mexicana el impacto de la guerra de divisas que está presentándose en el mundo, dijo que México es uno de los países que se ha beneficiado de las ventajas de tener un tipo de cambio flexible que le ha permitido amortiguar el efecto de la turbulencia externa.

Reconoció que la caída del precio del petróleo y el debilitamiento del sector industrial de Estados Unidos tienen un peso relevante en las valoraciones del mercado sobre México, pero recordó que ha sido precisamente esta flexibilidad cambiaría la que ha absorbido el efecto negativo.

Si ustedes ven nuestras previsiones para México, se mantienen bastante estables comparado con pronósticos previos. Es una de las economías que están conteniendo y eso es lo que se reconoce , refirió.

Alerta no es alarma

Al inaugurar la conferencia, la directora aseveró que la economía mundial no se encuentra en crisis. Estamos creciendo, aunque la recuperación está siendo lenta y frágil (...), estamos en alerta, no bajo alarma .

Para sostener lo dicho, refirió que la previsión del FMI es que el mundo crezca a 3.2% este año y 3.5% en el 2017, lo que significa que la economía sí está creciendo, aunque sea lentamente, acotó.

Enfatizó la necesidad de que los gobiernos realicen reformas estructurales para apuntalar el crecimiento , tanto en el caso de los países emergentes, muy afectados por la caída del precio de las materias primas.

Comentó sobre su seria preocupación ante la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea, posibilidad que definirá el pueblo inglés en referéndum en el 23 de junio.

Comparó la situación con un matrimonio con problemas: Ha sido un largo matrimonio y es mi esperanza personal que no se rompa . Expuso que, como en los matrimonios, los problemas se solucionan conversando, a la vez que reconoció que hemos elevado la salida del Reino Unido de la UE como uno de los principales riesgos para la economía global .