El Servicio de Administración Tributaria (SAT), informó que, al 31 de diciembre, 2,854 empresas han logrado certificarse, con lo que podrán neutralizar el pago de impuestos en materia del impuesto al valor agregado (IVA) e impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) cuando realicen importaciones temporales.

Las empresas certificadas, que pertenecen a los sectores de autopartes, eléctrico-electrónico, industrias metalmecánica, del plástico y del hule, de textil-confección, almacenaje de mercancías, entre otros, representan 74% del comercio exterior del país.

Ello, precisó, significa 564,856 millones de dólares; y 93% del valor de las importaciones temporales en el 2013 con un valor de 230,856 millones de dólares.

Con la entrada en vigor de la reforma hacendaria se estableció que a partir del 2015 todas las importaciones temporales causan IVA y IEPS, salvo para aquellos contribuyentes que certifiquen ante el SAT su cumplimiento fiscal, de esta manera acreditaran estar al corriente en el pago de sus impuestos, y se sometieran a un sistema de control entradas y salidas de insumos, partes y materias primas importadas.

"El 2014 fue el año de transición para que el mayor número de empresas alcanzaran la certificación en materia IVA y IEPS. Desde principios de año se publicaron los requisitos y beneficios para la certificación, definidos con la activa participación de la industria exportadora", mencionó.

Durante el 2014, con apoyo de las principales cámaras de comercio exterior, se realizaron foros de difusión y capacitación a lo largo de toda la República para apoyar a las empresas en el proceso de certificación.

Las empresas certificadas, puntualizó, pueden beneficiarse con este esquema, consistente en obtener un crédito del SAT por una cantidad equivalente a 100% del IVA e IEPS causado por la importación temporal de sus mercancías, dicho crédito será cancelado a favor del contribuyente siempre que éste demuestre haber exportado las mercancías importadas.

De no hacerlo, subrayó, deberá pagar los impuestos correspondientes al hacerse exigible el crédito recibido.

Adicionalmente, las empresas certificadas obtendrán en un plazo no mayor a 20 días, las devoluciones de los saldos a favor de IVA que obtengan por sus compras de insumos, partes o componentes nacionales, a fin de ofrecer mayor liquidez a la industria.

Quienes no logren cumplir con los requisitos tienen como alternativa los esquemas de garantía a través de la fianza o carta crédito , o pagar el IVA y el IEPS por las importaciones temporales que realicen a partir del 1 de enero de 2015. Al cierre de 2014, 74 empresas habían solicitado acceder el esquema de garantías y se ha autorizado a 41 de ellas.

Estas acciones son muestra del compromiso del Gobierno de la República por brindar facilidades a las empresas que les permitan obtener beneficios y hacer más eficientes sus procesos.

mfh