El sector de profesionales inmobiliarios del país manifestó su apoyo a la ley contra el lavado de dinero que promulgó el presidente Felipe Calderón hace unos días, ya que dará certidumbre sobre las operaciones de bienes raíces.

El presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), Sergio Gómez Rábago, dijo que la legislación exige a los inmobiliarios no vender una propiedad en efectivo o bien, no recibir más de 500,000 pesos en efectivo.

Por cada transacción que exceda los 500,000 pesos, se tendrá que realizar un reporte a la Secretaría de Hacienda, tanto inmobiliarios, notarios o corredores públicos, y de las personas que estén comprando y vendiendo el inmueble. Las personas que incumplan con esto serán castigadas con 10 años de cárcel.

Esta ley va a dar más certeza, nos va a dar pautas para buscar la forma de entregar los reportes más sistematizados, va a ayudar a los inmobiliarios a trabajar de una forma mejor administrada sus operaciones inmobiliarias, y al final de cuentas nos va a formar de una manera más empresarial y es parte del proceso que traemos , dijo.

En conferencia de prensa, comentó que la compra de inmuebles en efectivo es una práctica que ya no es común en el sector, pues la mayoría se realiza con créditos hipotecarios o pagos de contado a través de instrumentos financieros.

El representante de los inmobiliarios del país apuntó que en los segmentos de interés social, medio bajo y medio, el crédito hipotecario representa 95% de las operaciones; mientras que el residencial, el financiamiento hipotecario es un 25%; y en las propiedades de alto valor, la mayoría son de contado.

Esta ley va ayudar a formalizar al sector, nos permitirá generar una mayor estadística que nos va a permitir pronosticar los movimientos del mercado y nos va ayudar a que podamos lograr más fácilmente la ley inmobiliaria en los diferentes estados, y la ley federal inmobiliaria , apuntó.

En este sentido, Gómez Rábago anticipó que durante el próximo año, la AMPI presentará un proyecto de Ley Inmobiliaria Federal, a fin de avanzar en la profesionalización del gremio, por medio de hacer obligatoria una certificación para operar como inmobiliario.

Destacó que este año se aprobaron las leyes inmobiliarias en cuatro entidades, incluido el Distrito Federal, que se suman a tres del año anterior, y se espera que para el próximo año se logre un número mayor en estados como Jalisco, Veracruz, Quintana Roo y Yucatán.

El presidente de la Asociación anunció el XLI Congreso Nacional AMPI que se celebrará en Guadalajara, Jalisco, del 31 de octubre al 3 de noviembre.

apr