Guadalajara, Jal. Con una pérdida del poder adquisitivo de 20% en los últimos 10 años, agravada por el aumento al precio de los combustibles y el alza continua en las tarifas de los servicios públicos, la clase trabajadora de Jalisco celebró este 1 de mayo el Día del Trabajo.

Estos incrementos son la nueva amenaza inflacionaria y el nuevo reto para el sector obrero , advirtió el dirigente estatal de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, Antonio Álvarez.

Tras lamentar que se viene arrastrando una crisis continua desde el 2008, el líder croquista añadió no obstante que la principal exigencia del sector hoy por hoy es el combate a la inseguridad y el restablecimiento de la paz social.

La primera materia en la que vamos a centrar nuestra exigencia este 1 de mayo es que se reestablezca esa armonía y esa paz social que hemos empezado a perder en Jalisco , afirmó el dirigente sindical.

Recuperación hasta el 2012

Y es que en materia salarial y de generación de empleo, el sector patronal de la entidad no da muchas esperanzas. Aunque el empresariado local reconoce que la recuperación en las percepciones de los trabajadores es insuficiente, los patrones también admiten que la mejora real será posible hasta el 2012.

De acuerdo con Óscar Benavides, presidente estatal de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), al cierre de este 2011 las empresas locales habrán generado 48,000 puestos de trabajo totalmente insuficientes para emplear a los 75,000 jaliscienses que anualmente requieren una plaza laboral.

Respecto de la recuperación salarial, Benavides manifestó que la clase trabajadora deberá esperar al menos dos años más para que mejoren sus ingresos luego de la crisis global registrada en el 2009.

No hay una fórmula mágica para que de la noche a la mañana se puedan subir los salarios. Tiene que ser un proceso en conjunto y gradual , externó el dirigente del sindicato patronal.

Pese a que en el 2010 Jalisco recuperó los empleos que se perdieron durante el 2008 y el 2009, los asalariados perciben pagos inferiores a lo que ganaban antes del descalabro financiero, reconoció el Presidente de la Coparmex.

Paz laboral, el único avance

En el único rubro en el que empresarios, sindicatos y autoridades de gobierno coinciden en que ha habido una mejora es en el ambiente de estabilidad y paz laboral.

El secretario del Trabajo en la entidad, Ernesto Espinosa, detalló que en el 2010 se registró el estallamiento de cinco huelgas en Jalisco, igual número que en el 2009.

promo@eleconomista.com.mx