El incremento en el gasto de inversión física propuesto por el Ejecutivo Federal en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para el siguiente año, es aplaudible; sin embargo, es insuficiente para impulsar la reactivación de la economía mexicana y para que la inversión física regrese a niveles del 2016, alertaron expertos.

Christopher Cernichiaro Reyna, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), indicó que desde el 2016 el gasto en infraestructura ha disminuido como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB).

Ante legisladores, en el tercer día de Parlamento Abierto para analizar el PPEF, el investigador señaló que si bien el gasto en infraestructura registra un aumento al pasar de 3.18 a 3.49% del PIB el siguiente año, aún está por debajo del nivel que se alcanzó en el 2016 de 5.9 por ciento.

“(El gasto propuesto) revierte un poco la situación, pero no lo suficiente. Además de que haya inversión, lo importante es que ésta tenga rentabilidad social y los proyectos prioritarios del gobierno no la tienen, es algo que tiene que ser exigido”, aseveró por su parte Carlos Hurtado, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Agregó que para la reactivación de la economía mexicana, tras la crisis del Covid-19, es imprescindible la recuperación de la inversión, por lo que el sector público debe ampliar su gasto en infraestructura, pero no es sólo aumentarlo, lo “deseable y legal” es que lo haga con proyectos que prueben que son realmente rentables desde el punto de vista social.

Para el siguiente año, el Ejecutivo Federal propone un gasto de inversión física de 863,200 millones de pesos, lo que resulta 17.7% mayor a los 733,500 millones de pesos que se aprobaron para este año.

Mipymes y pymes, sin apoyos

Otra crítica que se hizo sobre el PPEF 2022 fue la falta de apoyos para las mipymes y pymes, pese a que aún muchas batallan con los efectos provocados por la pandemia, mientras que otras han tenido que cerrar definitivamente.

Adriana García, investigadora de México ¿Cómo Vamos?, dijo que mientras que este año hubo dos programas para apoyar al sector –los Microcréditos para el Bienestar y el Programa de Apoyo Financiero a Microempresas Familiares– para el próximo año estos han sido eliminados.

“Vemos muy preocupante que, a mitad de la pandemia, en donde aún no podemos decir que estamos fuera de ésta, los programas desaparecen (...) es inaceptable que el presupuesto del siguiente año no incluya financiamiento a las mipymes y pymes”, sentenció.

Reforma eléctrica no se contempla

Al igual que en Parlamentos Abiertos anteriores, en éste se volvió a alertar que el PPEF 2022 no contempla los impactos presupuestarios que tendría la Reforma Eléctrica que propuso, en semanas pasadas el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en donde se plantea que la CFE tenga una mayor participación en el mercado.

Jorge Cano, investigador de México Evalúa, indicó que una de las principales preocupaciones por la Reforma Eléctrica es que no hay un estudio de impacto presupuestario que contemple un eventual aumento de subsidios o pago de indemnizaciones ante los cambios que se proponen.

La Cámara de Diputados tiene como fecha límite el 15 de noviembre próximo para discutir y aprobar el PPEF para, después, ser mandado al Ejecutivo Federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Se espera que luego de la discusión del Paquete Económico, los legisladores se preparen para el análisis, discusión y posible aprobación de la Reforma Eléctrica propuesta por López Obrador.

ana.martinez@eleconomista.mx