La inflación empezó el año en un nivel de 3.54% anual, lo que representó una aceleración respecto al mes previo de acuerdo con lo divulgado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En diciembre pasado, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 3.15% anual. A pesar del alza registrada en enero, éste continuó dentro del rango objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/- 1 punto porcentual.

“Prevemos que, salvo en un par de lecturas, a causa de un efecto estadístico, la inflación se mantenga por debajo de 4% a lo largo del 2021”, indicó Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis Económico de Ve por Más (Bx+).

Ante esto, analistas esperan que los datos de la inflación aún den margen a Banxico para que continúe con sus recortes en la tasa de interés.

“Creemos que la ventana de oportunidad para reanudar el ciclo de bajas sigue abierta. Por ahora, seguimos esperando tres bajas consecutivas de 25 puntos base de la tasa de referencia empezando esta semana, con la tasa alcanzando 3.50%”, agregaron analistas de Banorte.

El resultado de la inflación quedó por arriba de lo esperado por el mercado. Los analistas, consultados para un sondeo de Reuters, esperaban que la inflación se ubicara en 3.46% ante el incremento en los precios de los energéticos y algunos alimentos.

En comparación mensual, la inflación tuvo un avance de 0.86%, el mayor que se presenta para un inicio de año desde el 2017.

Repunte en no subyacente

“Las cifras muestran que las presiones al alza para la inflación se deben a incrementos en precios en el componente no subyacente, mientras que los precios del componente subyacente se mantuvieron estables”, explicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Al interior del reporte se observó un repunte en los precios que componen la inflación no subyacente, la cual pasó de 1.18% anual de diciembre a 2.63% en enero, la tasa mensual fue de 2.40 por ciento.

Dentro de este rubro, los productos agropecuarios registraron un alza de 2.64% en comparación con el mismo mes del 2020 y de 1.83% mensual. En este componente, las frutas y verduras mostraron una disminución de precios de 3.89% anual, mientras que los productos pecuarios aumentaron 8.42 por ciento.

Respecto a los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, se revirtieron los dos meses consecutivos en que registraron disminuciones anuales al presentar una tasa de 2.62% y de 3.81% mensual.En esta línea, los energéticos mostraron un aumento de 2.66% anual y de 5.23% mensual.

La inflación subyacente, que elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles, presentó un incremento anual en sus precios de 3.84 y 0.36% en el mes.

Dentro de este rubro se observó el mayor aumento en las mercancías, con una tasa anual de 5.41% y de 0.55% mensual. Al interior, los precios de los alimentos, bebidas y tabacos aumentaron 6.36% en comparación con enero del 2020 y de 0.695 en el mes, mientras que las mercancías no alimenticias presentaron un incremento de 4.37% anual y de 0.40% en el mes.

Incidencia, incrementos y descensos 

 

Así, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor, el costo de la papa en mes registró un aumento de 18.84%, el producto que más aumentó aunque no es el de mayor incidencia; los plátanos fue el segundo producto con mayor aumento 12.25%, éstos tuvieron un peso en el índice de 0.028%,  en tercer lugar se ubicó el gas doméstico con un alza de 9%, éste es el segundo de mayor peso en INPC con 0.190%, en cuarto lugar se ubicaron las gasolinas con un incremento de 6.06% en el mes, éstas son las de mayor contribución al índice con 0.283 por ciento.

La crisis en la que se encuentra sumida el sector turístico ha provocado que el transporte aéreo sea más barato en el mes su precio cayó 21.54% y los servicios turísticos en paquete 11.64%, ambos entre los tres productos que más bajaron sus precios en enero. La cebolla fue el segundo que mas se abarató (-18.80%), seguido de los chiles (-8.91%) y el tomate verde (-4.90%), estos productos ayudaron a contener la tasa general de inflación.

En el caso de los servicios, éstos presentaron una inflación anual de 2.13% y de 014% en el mes.

Aumento para productores

El Inegi también dio a conocer los resultados para el Índice Nacional de Precios al Productor (INPP) correspondientes a enero. Incluyendo petróleo, este índice mostró un incremento de 1.04% mensual, mientras que a tasa anual se ubicó en 5.22 por ciento.

Al igual que con el INPC, el INPP aceleró respecto a diciembre, cuando se ubicó en 3.71 por ciento.

“Los precios al productor exhibieron su mayor variación anual en más de dos años, en función de mayores precios de materias primas, como el petróleo, acero, maíz y trigo. Los bienes destinados al consumo interno también se aceleraron, pasando de 2.98 a 3.50% anual”, destacó Alejandro Saldaña.

Por actividades económicas, los productores en el rubro primario enfrentaron la mayor inflación, con una tasa anual de 11.33 por ciento.

En tanto, la inflación en las actividades secundarias fue por 6.80% anual. Al interior la minería tuvo un incremento en sus precios de 13.10 por ciento.

En el sector servicios, el incremento en sus precios fue de 1.55% anual.