La incertidumbre en materia de políticas y la perspectiva de una inversión aún escasa limitarán la expansión de la economía mexicana y la llevarán a crecer a una tasa de 2%, estimó el Banco Mundial, tasa inferior a la de 2.5% prevista por ellos mismos en junio.

Este desempeño se presentará “a pesar de la menor incertidumbre relativa al comercio tras el anuncio del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá”, consigna en sus Perspectivas Económicas de arranque de año.

El organismo proyecta que será hasta el año 2020, cuando la economía mexicana conseguirá una expansión de 2.4%, tasa en la que se mantendrá incluso en el 2021.

Este desempeño también reflejará el contexto externo, donde prevalecerá “un panorama sombrío”, refirieron expertos del organismo, con Estados Unidos al inicio de una desaceleración que llevará a su PIB a 2.5% este año y 1.7% en el 2020.

Este deterioro en el contexto global será resultado de las tensiones comerciales, la menor actividad manufacturera y el deterioro de las condiciones financieras para mercados emergentes.

Diagnóstico: desaceleración

En la presentación del reporte, divulgado desde la sede del organismo, la directora gerente del banco, que asumirá la presidencia interina a partir del 1 de febrero, Kristalina Georgieva, dio un primer diagnóstico sobre el panorama económico mundial.

“A inicios del 2018, la economía global tenía todos los motores encendidos, pero perdió velocidad a lo largo del año y el viaje para este 2019, podría ser más difícil”, aseveró.

Según el nuevo pronóstico del Banco Mundial, la economía global tendrá una expansión de 2.9%, ligeramente inferior a 3% estimado en julio.

De acuerdo con el organismo, América Latina conseguirá una expansión de 1.7%, previsión inferior en 0.6 puntos porcentuales al pronóstico del banco de junio.

La economía más dinámica de la región será Panamá, con una expansión de 6%, seguida República Dominicana, con un crecimiento de 5.1 por ciento.

No obstante a su dinámica, el tamaño de esas economías es insuficiente para compensar el menor desempeño de la primera economía regional, Brasil, que registrará una expansión de 2.2% , tasa inferior a 0.3% previsto en junio.

A la cola de la actividad económica regional seguirá Venezuela, con un PIB en contracción, por sexto año consecutivo, que este año llegará a 8 por ciento.

Llama a impulsar reformas

En el análisis para América Latina, los expertos del organismo advirtieron que las economías que transitaron por elecciones presidenciales el año pasado, como México y Brasil, enfrentarán menor incertidumbre. Sugirió impulsar reformas políticas en los países, aprovechando el bono democrático que los llevó al poder.

A medida que los obstáculos económicos y financieros se intensifican para los países emergentes y en desarrollo, la reducción de la pobreza extrema podría verse comprometida, advirtió.

Inflación al alza, prevén

En el análisis para los emergentes en general, expertos del organismo explican que “no hay garantía de que puedan mantenerse las tasas de inflación históricamente bajas y estables en las economías de mercados emergentes y en desarrollo”.

Desde su perspectiva, “las presiones cíclicas que han mantenido baja la inflación en la última década se están disipando paulatinamente”. Se refieren al comercio mundial, la integración financiera y la adopción generalizada de sólidos marcos de política monetaria.

“Mantener baja la inflación mundial puede resultar tan difícil como haber logrado bajarla”, sostuvieron.

[email protected]