La recomendación de la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR) de imponer aranceles a servicios digitales originarios de seis países abre oportunidades comerciales para empresas instaladas en México, destacó Consultores Internacionales Ansley.

En junio de 2020, la USTR anunció el inicio de una investigación bajo la sección 301 de la Ley Comercial de 1974 sobre los impuestos a los servicios digitales que se han adoptado o están siendo considerados en 10 países que son socios comerciales de Estados Unidos.

De acuerdo con reportes emitidos en enero de este año, la USTR determinó que los impuestos adoptados por el Reino Unido, India, Turquía, España, Italia y Austria discriminan a las empresas estadounidenses conforme a la sección 301.

Dado lo anterior, el 26 de marzo del 2021, la USTR recomendó acciones comerciales para esos seis países, consistentes en la imposición de aranceles adicionales de hasta 25% ad valorem en una determinada cantidad de comercio, para cada país, que en su conjunto cubren un grupo de 267 productos aproximadamente, y que en 2020 tuvieron un valor de importación provenientes de dichos países por 2,241 millones de dólares.

Para los cuatro países restantes sujetos a investigación (Brasil, Indonesia, República Checa y la Unión Europea), la USTR no recomendó ninguna acción comercial en su contra, debido a que los impuestos que aplicarían no han sido implementados.

Las listas han sido publicadas en el Federal Register para consulta pública y comentarios relacionados con el esquema arancelario que se podría aplicar a estos países.

De instrumentarse, según un análisis de Consultores Internacionales Ansley, estas medidas abrirían una ventana de oportunidad a los exportadores instalados en México, los cuales podrían incrementar su participación en las importaciones estadounidenses de algunos de estos bienes, considerando la capacidad exportadora actual y el acceso preferencial que otorga el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

A continuación, se enlistan los países que se podrían ver afectados por las medidas arancelarias anunciadas por Estados Unidos, señalando, en cada caso, las oportunidades con potencial de exportación para México, de conformidad con el mismo análisis.

Reino Unido

Se propone imponer aranceles a 69 bienes provenientes de Reino Unido, que en 2020 representaron 800 millones de dólares en importaciones de Estados Unidos.

La mayoría son bienes de aseo personal o cosméticos, y se detectan varios con potencial de exportación de México a Estados Unidos.

Por ejemplo, se abriría una oportunidad de mercado para maquillajes, champús, preparaciones para el afeitado, ciertos artículos de cerámica, entre otros.

Las exportaciones mexicanas a Estados Unidos en estos productos ya cuentan con una participación relevante el mercado estadounidense.

India

En 2020, el valor de las 40 fracciones arancelarias, a las cuales se propone aplicar un arancel adicional, alcanzó los 158 millones de dólares.

México podría ganar terreno respecto a las importaciones estadounidenses procedentes de la India, por ejemplo, en ciertos artículos de bambú: juegos operados con monedas, fichas o cualquier otro medio de pago; muebles de madera; entre otros.

Turquía

Para este país son 45 fracciones arancelarias a las que se propone aplicar sanciones arancelarias.

En 2020 las importaciones desde Turquía para ese conjunto de bienes alcanzaron la suma de 511 millones de dólares. En este grupo se encuentran alfombras y revestimientos para suelo de material textil, así como piezas y baldosas de cerámica.

España

En 2020, las importaciones provenientes de España a las que se propone aplicar un arancel adicional, tuvieron un valor de 307 millones de dólares.

La mayoría de estos bienes se ubican en el sector calzado, con un valor cercano a los 127 millones de dólares.

El posible incremento arancelario a productos de ese país podría representar una oportunidad para incrementar las exportaciones mexicanas en tal sector. Adicionalmente, también se identifican oportunidades en otros productos, como ciertos mariscos, productos de vidrio y marroquinería.

Italia

En este caso, son 59 fracciones arancelarias (equivalentes a 389 millones de dólares) para las que se propone un arancel adicional. De estas fracciones, 90% está relacionado con la industria de la moda (prendas de vestir, calzado y accesorios), las cuales alcanzaron un valor de 358 millones de dólares, en 2020.

Si bien Italia tiene una especial diferenciación en este tipo de productos, existen nichos de producción en México que podrían tener la posibilidad de cubrir las expectativas del consumidor estadounidense.

Austria

Los productos provenientes de Austria a los que se les podrían imponer aranceles adicionales, están incluidos en 40 fracciones arancelarias, cuyas importaciones estuvieron cercanas a los 75 millones de dólares, en 2020.

Los productos en los que México puede tener una ventaja para exportación hacia el mercado estadounidense son frigoríficos-congeladores combinados, equipados con puertas exteriores independientes.

En 2020, las importaciones de Estados Unidos provenientes de Austria totalizaron sólo 16 millones de dólares, mientras que México se posicionó como el principal proveedor, con el 54% de las importaciones de Estados Unidos (3,006 millones de dólares).

Roberto Zapata, socio senior en Consultores Internacionales Ansley, explicó que las oportunidades de exportación identificadas en este análisis, que podrían derivarse de una eventual imposición de medidas arancelarias de Estados Unidos, se calcularon exclusivamente con base a la capacidad exportadora de México, y las preferencias arancelarias que le brinda T-MEC. Sin embargo, se vislumbra también oportunidades para productos provenientes de otros países.

roberto.morales@eleconomista.mx