La Secretaría de Hacienda y Crédito (SHCP) no modificará su política de precios de las gasolinas, aseguró el titular de la Unidad de Planeación Económica de la dependencia, Miguel Messmacher Linartas.

Lo anterior, luego de que el Banco de México (Banxico) recomendara a la dependencia federal revisar dicha política, con el argumento de que podría impactar en el objetivo de la meta de inflación de 3.0% más/menos un punto porcentual.

Tras participar en el foro Panorama de las Normas de Información Financiera, el funcionario indicó que los subsidios en la gasolina para este año aumentarán en 70,000 millones de pesos, por lo que terminarían el año en alrededor de 100,000 millones de pesos.

Así que, dijo, "no representa un problema macroeconómico para las finanzas publicas", toda vez que México continúa como exportador neto de petróleo, por lo que la subida de los ingresos por mayores precios supera los costos de importación de gasolinas, enfatizó.

Ante ello, reiteró que continuará la política de deslices que se ha aplicado en los últimos 20 años, además de que los altos precios de los energéticos que se observan por los problemas geopolíticos en Libia podrían revertirse.

RDS