Los ministros de finanzas de la Unión Europea (UE) autorizaron este lunes los planes de rescate económicos para Croacia, Chipre, Lituania y Eslovenia. Este es el segundo grupo de Estados miembros que podrá utilizar los fondos para fomentar su recuperación económica tras la pandemia del Covid-19.

Previamente, el 13 de julio, la UE aprobó los planes de recuperación de España, Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Letonia, Luxemburgo, Portugal y Eslovaquia. Esto debido a que la unión acordó el fondo de recuperación por 672,500 millones de euros para afrontar la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus.

Al respecto, el ministro de Finanzas de Eslovenia, Andrej Šircelj comentó que la aprobación de estos planes de rescate son buenas noticias. Además, recalcó que el grupo de los ministros de finanzas de la UE continuará con su trabajo para que los países reciban el apoyo lo antes posible para implementar las reformas e inversiones planificadas.

Este segundo grupo de Estados miembros podrá recurrir a los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y que se desembolsarán tras la firma de los acuerdos bilaterales de subvención y préstamo, acotó.

“Tenemos que hacer el mejor uso posible de estos fondos para recuperarnos de la crisis y allanar el camino hacia una Europa resiliente, más verde y más digital”, se lee en el comunicado de prensa de la UE.

Una economía más verde

Antes de la decisión final, la comisión hace una evaluación de los planes nacionales de los interesados en recibir el rescate. Los planes deben cumplir las recomendaciones específicas por país. Asimismo, deben atenerse al objetivo general de la UE de crear “una economía más verde, más digital y más competitiva”.

Por ejemplo, las reformas e inversiones que Croacia prevé incluyen el mejoramiento en la gestión del agua, la transición hacia una movilidad sostenible y el financiamiento de infraestructuras digitales en zonas rurales remotas. Los chipriotas proyectan hacer cambios en su mercado de la electricidad y facilitar la cobertura de energías renovables, mejorar la conectividad y las soluciones de administración electrónica.

Lituania incluyó en su plan de recuperación el aumento de la producción de energías renovables y el establecimiento de medidas de contratación pública ecológica. Finalmente, Eslovenia tiene previsto utilizar una parte del apoyo asignado por la UE para invertir en transporte sostenible, liberar el potencial de las fuentes de energía renovables y seguir digitalizando su sector público.

valores@eleconomista.com.mx