La desconfianza que hay en la economía de España generó una fuga de capitales que alcanzó su mayor nivel desde 1990.

Según datos difundidos por el Banco de España, la salida neta de capitales que enfrentó el país en el primer trimestre del año llegó a casi 100,000 millones de euros, el dinero procede principalmente de las inversiones en cartera, préstamos y depósitos.

Tan sólo en marzo se fugaron 66,000 millones de euros, entre lo que inversionistas internacionales retiraron y lo que inversionistas nacionales colocaron en el exterior.

La salida de capitales de España marcó un récord en el primer trimestre de este año, cuando salieron del país 97,000 millones de euros, según datos difundidos por el Banco de España.

Estas fugas de capital se enmarcan en un contexto de desconfianza hacia la economía de España, que atraviesa una grave crisis en la que no se ve el final del túnel, y que se está enfrentando ahora a los agujeros que ha dejado en su sistema financiero el estallido de la burbuja inmobiliaria en la que vivió durante varios años.

Los españoles están preocupados por la salud de sus bancos, golpeados debido a su exposición al sector inmobiliario que entró en crisis en el 2008, y han estado enviando su dinero a economías más fuertes al norte de Europa.

Los datos de la fuga de capitales son anteriores a la nacionalización en mayo de Bankia, el cuarto prestamista más grande de España, cuando quedó en evidencia que el banco no podía hacer frente a las pérdidas por sus malas inversiones inmobiliarias, agravadas por una recesión.

El gobierno de Mariano Rajoy ha contratado auditores independientes para evaluar la salud de su sistema financiero en un intento por restaurar la confianza en los bancos.

DE GUINDOS DESMIENTE FUGA

El ministro de Economía, Luis de Guindos, negó que haya una fuga de capitales en España, pese a los datos oficiales publicados por el regulador bancario del país.

Con los datos de la balanza de pagos de marzo difundidos por el banco nacional no se puede concluir que España esté sufriendo ese fenómeno: No hay salida de capitales. Lo que ocurre es que los bancos españoles tienen dificultad para acceder a los mercados monetarios , dijo el funcionario.

DEUDA BANCARIA

DRAGHI LAMENTA QUE SE SUBESTIMEN LOS PROBLEMAS DE BANKIA

El presidente del BCE, Mario Draghi, habló sobre Bankia. El caso del banco español, que califica de sistémico, muestra cómo los problemas en la banca se subestiman y la necesidad de una supervisión centralizada del sector.

Lamento que se subestimaran los problemas de Bankia en un principio y fueran necesarias varias revisiones de la recapitalización para el banco , dijo Draghi.

El líder del BCE compareció en su calidad de Presidente de la Junta Europea de Riesgos Sistémicos (JERS) ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, donde las preguntas al diplomático italiano han estado dominadas por la reestructuración de Bankia y la prima de riesgo española.

Casos como el de Bankia demuestran que nos enfrentamos a necesidades de recapitalización; es mejor pecar por exceso que por defecto , explicó Draghi.