El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos (FOMC) dejó sin cambio la tasa entre 0 y 0.25%, y estima que la mantendrá cercana a cero de aquí al año 2023.

El nivel de las tasas será determinado en función de la recuperación del mercado laboral de Estados Unidos, lo que posiblemente tomará varios años, acotó el presidente de la Fed, Jerome Powell.

“Se trata de una expectativa sobre el tiempo que podría tomar a la economía recuperar los niveles de empleo previos (al deterioro por la pandemia de Covid-19) y porque esperamos que tomará su tiempo que la gente regrese y recupere su empleo, y esto presionará a la inflación”, comentó en la conferencia habitual tras el anuncio.

En un comunicado, sobre el sexto anuncio monetario programado del año, presentaron las nuevas expectativas económicas para este año, donde anticipan un desplome de 3.7% este año, que sin embargo “está envuelto en un contexto de incertidumbre”, acotó en conferencia el Presidente de la Fed, Jerome Powell.

La nueva previsión, sobre el PIB es de una caída más moderada a la prevista por el Comité en junio, cuando anticiparon un desplome de 6.5 por ciento.

No obstante al ajuste, donde claramente moderaron su proyección sobre la caída del PIB en el año del Covid-19, también suavizaron su pronóstico de recuperación para el año entrante, a 4% positivo, desde el 5% que proyectaron en la reunión de junio.

 

Retorno gradual y pruebas

El banquero central dice que sin vacuna ni tratamiento contra el Covid 19, “estamos aprendiendo a vivir y convivir con el virus”.

“Esto significa que seguiremos utilizando la máscara para realizar nuestras actividades usuales y que el distanciamiento social seguirá prevaleciendo. Esto significa que tendremos que regresar a trabajar guardando precauciones y generalizar la práctica consistente de pruebas para tratar de tener una normalidad en la actividad”.

Dijo que hay medidas que se pueden tomar mientras contamos con una vacuna y tratamiento, que nos facilitarán un retorno a la actividad y una gradual recuperación.

Apoyar a main Street, reto

En la conferencia el banquero central reconoció que la lenta recuperación de la actividad económica y el gradual retorno del empleo a los niveles previos, demandarán el desarrollo de estrategias para ayudar a la gente y a las pequeñas y medianas empresas, lo que en Estados Unidos llaman “main Street”.

Descartó confirmar que se viene un problema de solvencia como el que anticipó el Banco Internacional de Pagos (BIS), pero reconoció que mientras las familias y empresas no cuenten con un flujo de ingresos consistente, sí se tendrá que contar con un apoyo externo, como el que puede impulsar la política fiscal.

El FOMC agenda ocho reuniones monetarias al año, y en cuatro de ellas presenta expectativas de crecimiento, inflación y empleo, así como los resultados de una encuesta interna entre los miembros del FOMC donde muestran donde consideran que estará la tasa en las siguientes reuniones. Esto, lo divulgan en un documento que acompaña al comunicado, que llaman “Dot plots”, disponibles en las reuniones de marzo, junio, septiembre y diciembre.

En la conferencia posterior al anuncio, el presidente de la Fed expuso que la actividad económica sigue débil, particularmente el sector de la hospitalidad y turismo, mientras la actividad doméstica y la inversión se encuentran en una recuperación más ágil.

[email protected]