El Comité de Ética interno del Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó un primer el informe al Directorio Ejecutivo la investigación de irregularidades en los reportes Doing Business del año 2018, que señalan a la Directora Gerente, Kristalina Georgieva como presunta responsable.

En una declaración de apenas tres párrafos, el vocero del FMI, Gerry Rice explicó que “el Directorio Ejecutivo enfatizó la importancia que atribuía a realizar una revisión oportuna, objetiva y exhaustiva del informe y acordó reunirse de nuevo para más discusiones”.

“El Directorio Ejecutivo del FMI se reunió hoy (martes) para una sesión informativa inicial del Comité de Ética sobre el asunto relacionado con el supuesto papel de la Directora Gerente Kristalina Georgieva en el Doing Business 2018 del Banco Mundial como se describe en el informe de la investigación”, explican.

La declaración se divulga tras siete días de silencio por parte del Fondo Monetario, desde que el Banco Mundial divulgó los resultados de una auditoría externa que arrojó que “diversos altos cargos” (del BM) presionaron en 2017 y 2020 al staff de expertos del organismo para mejorar la posición de China en los comparativos Doing Business, donde se medía el ambiente de los países para hacer negocios.

Antes de ser elegida como Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva fue CEO del Banco Mundial, durante la presidencia del norteamericano Jim Yong Kim, entre enero de 2017 y octubre de 2019.

El Directorio Ejecutivo del FMI esta integrado por 24 Directores o gobernadores elegidos por los 198 países miembros.

Tal como lo adelantó El Economista en su edición del lunes 20 de septiembre, Georgieva es la segunda directora gerente consecutiva cuya actuación es llevada al Comité de Ética interna del FMI.

Su predecesora, Christine Lagarde, también estuvo bajo su escrutinio en el año 2016 por un juicio de negligencia levantado en su contra en su país de origen, Francia cuando fue ministra de economía.

Cenas y aumento de capital

El informe completo sobre las irregularidades en el rankeo del Doing Business 2018, del que tiene una copia El Economista, ilustra que desde mediados de 2017 al mes de abril de 2018, tanto el entonces Presidente Kim, como la Directora Ejecutiva del BM, a Georgieva, sostuvieron encuentros informales con altos funcionarios de China para fortalecer la medición a favor del gigante asiático en el comparativo mundial.

En ocho de las 16 páginas de la investigación desarrollada por el despacho WilmerHale se menciona a Kristalina Georgieva.

“Un funcionario del gobierno chino cenó con la Directora Ejecutiva Georgieva el 14 de octubre de 2017 y la identificó como la persona responsable en el Banco para asegurar que las reformas de China fueran reconocidas en el reporte”, se lee.

El objetivo era dejar a China en el sitio 78 en lugar del 88 donde le correspondía, unos cuatro sitios debajo de México. Un cambio que se logró al modificar la metodología del comparativo para favorecer la ubicación del gigante asiático.

En aquel momento se negociaba también en Banco Mundial un aumento de cuotas histórico donde las aportaciones de China serían determinantes, destaca la auditoría.

“Tratábamos de entender cómo se efectuaron los cambios inadecuados en la metodología para evaluar el ambiente para hacer negocios de China en 2018 y quién en el Banco dirigió, impulsó o conoció los cambios en los datos y como presionaron para su uso en el comparativo”.

yolanda.morales@eleconomista.mx