El Fondo Monetario Internacional (FMI) sumó a Dinamarca, Finlandia, Noruega y Polonia a su lista de países que deben realizar revisiones periódicas a sus sectores financieros, en un esfuerzo por evitar una repetición de la crisis financiera global.

El FMI identificó en el 2010 otros 25 países en los que las evaluaciones al sector financiero serían obligatorias. Estas revisiones habían sido voluntarias antes de la crisis financiera ocurrida entre el 2008 y el 2009.

Sin embargo, los sectores financieros de estas jurisdicciones están altamente interconectados, no sólo entre sí, sino también con otros centros financieros importantes , refirió el FMI sobre la especial atención a los centros financieros europeos.

Esto los convierte en los nódulos centrales de la red financiera global e importantes para la estabilidad del sistema mundial , agregó el organismo.

Las nuevas evaluaciones del FMI han tomado forma por la prolongada crisis de deuda soberana en la zona euro, que en algún momento amenazó con destruir el bloque monetario. El propio FMI prestó miles de millones de dólares a los miembros más débiles de la zona euro, como Grecia, Portugal y Chipre.

Bajo la nueva metodología dada a conocer, el FMI indicó que revisaría no sólo lo expuesto que está cada uno de los bancos de un país con sus pares, sino que también considerará la exposición a la deuda soberana y los vínculos entre un país y sus bancos.

Además, el FMI afirmó que pondrá un mayor énfasis en las conexiones entre el sector financiero de cada país y el de sus vecinos cuando revise la estabilidad financiera.

Planea analizar el contagio de precios y los estrechos vínculos entre los mercados bursátiles de todo el mundo. El Consejo Ejecutivo del FMI dio la bienvenida a la nueva metodología, pero indicó que ésta podría omitir ciertos países que han tenido crisis bancarias y financieras desde el 2008.