El Banco Central Europeo reiteró el jueves la evaluación económica que entregó en su encuentro mensual de política monetaria de la semana pasada, al afirmar que existía un riesgo de mayor inflación en el corto plazo.

A causa de las alzas en los precios de la energía y los impuestos indirectos, las tasas de inflación ahora probablemente permanezcan por sobre el 2% en el 2012, con riesgos al alza que prevalecen", dijo el editorial del boletín mensual de febrero del BCE.

Como es usual, los comentarios fueron prácticamente idénticos al comunicado de política monetaria del banco.

El BCE dejó las tasas de interés sin cambios en un 1.0% por tercer mes consecutivo la semana pasada y el presidente del BCE, Mario Draghi, señaló en la rueda de prensa posterior que el banco central estaba en modalidad de esperar y ver.

RDS