Acelerar el crecimiento de México, pese a los vientos internacionales en contra, es posible si se logra mejorar el clima para hacer negocios a partir de mejorar el Estado de Derecho y garantizar un mayor acceso de la mujer a la fuerza laboral, considera el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De acuerdo con el FMI, mejorar la eficiencia y calidad de las instituciones judiciales, incluyendo al sistema de la corte, será crítico para este efecto .

Al interior de un reporte preparado para México, se enfatiza que la implementación del nuevo sistema anticorrupción debería ayudar a incrementar la eficiencia económica y a incrementar la productividad, liberar recursos para el pago de seguridad privada o rentas a grupos delictivos, para destinarlos a reinversión y generar empleos .

Según el análisis, acelerar la participación femenina a la fuerza del trabajo, a niveles similares a los de otros miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), favorecerá también una expansión más consistente del Producto Interno Bruto (PIB).

El reporte destaca que la participación femenina en la fuerza laboral hoy es de 45% de las mujeres, proporción que contrasta con 50% de los países latinoamericanos. Según el análisis del Fondo, un estímulo a la participación femenina para el crecimiento sería lograr mejorar los espacios infantiles de cuidado, como guarderías y programas para tener a los niños después de la escuela, en las instalaciones educativas.

Expectativas PIB

De acuerdo con las expectativas revisadas del FMI, estiman que la economía alcanzará una expansión de 2.1% este año y prevén 2.2 % para el 2017.

En las conclusiones, el FMI advierte que es temprano para considerar un impacto negativo en el PIB de México de las políticas comerciales que aplicará el presidente electo de Estados Unidos.

Desde Washington, el subdirector del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Robert Rennhack, explicó en noviembre en conferencia telefónica que no cambiarán sus previsiones económicas basándose en las promesas de campaña que hizo el actual presidente electo, pues sería prestarse a la especulación.

En línea con lo dicho por Rennhack, el FMI detalla en el reporte que la incertidumbre por un aumento de las barreras comerciales y al flujo de capitales financieros sí puede causar un retraso en los proyectos de inversión hacia México. Por ello, Rennhack hizo un llamado a no sobrerreaccionar.

ymorales@eleconomista.com.mx