La desgravación fiscal por la adquisición de vivienda habitual podría tener los días contados. El Ejecutivo contempla la posibilidad de acabar con ella en la declaración del IRPF, siguiendo así los consejos de la Comisión Europea y el FMI. Asimismo, el Gobierno baraja la aprobación de un recargo sobre los hidrocarburos, el denominado céntimo verde.

Así lo admitió la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, en la rueda de prensa para dar cuenta de los datos de ejecución presupuestaria del Estado hasta mayo.

De ser así, la deducción por vivienda apenas habría estado vigente unos meses, después de ser recuperada el pasado mes de enero por el gabinete de Mariano Rajoy. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero suprimió esta desgravación para las rentas superiores a 24,100 euros y el actual Ejecutivo la volvió a instaurar con efectos retroactivos para cumplir así una de sus promesas electorales.

Tanto la Comisión Europea como el Fondo Monetario Internacional han hecho públicos sus reparos a esta ventaja fiscal, por entender que perjudica la eficiencia del sistema tributario español a la vez que favorece un modelo que fracasó en el pasado. Ahora, Fernández Currás asegura que el Gobierno podría seguir la pauta de Bruselas y eliminar el que es el principal beneficio fiscal que contempla el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Por otra parte, Fernández Currás también reconoció que se plantean introducir el céntimo verde, que supone un recargo sobre los hidrocarburos.

Se trata de una figura similar al céntimo sanitario que aplican las comunidades autónomas. Currás aseguró que existe una "amplia base imponible por explorar" en la llamada fiscalidad verde. Es decir, gravar más las actividades contaminantes.

Respecto a la posibilidad de subir el IVA, Fernández Currás ha asegurado que aún no se ha adoptado ninguna decisión, aunque las recomendaciones de Bruselas pasan por ampliar las bases imponibles del impuesto.

En alianza informativa con CincoDías.com