Es probable que más países sigan el ejemplo de España de abandonar duras metas presupuestarias acordadas con la Unión Europea (UE) por unas más suaves, mientras la zona euro de nuevo se rezagará ante otras principales economías en el 2012, mostró un sondeo de Reuters a economistas.

La encuesta sugirió que el nuevo pacto fiscal firmado por todos, excepto dos de los 27 líderes de la UE a principios de marzo, y que los compromete a una disciplina presupuestaria vinculante podría ya estar en problemas.

Diecisiete de los 25 economistas dijeron que más países seguirían a España en relajar las metas presupuestarias, desafiando a la Comisión Europea en el proceso.

Si bien sólo 12 países tienen que ratificar el pacto para que este entre en efecto, ya está enfrentando problemas.

Irlanda lo someterá a un referéndum y prominentes legisladores holandeses de oposición indicaron que podrían bloquearlo, a no ser que Holanda tenga más tiempo para rebajar su déficit.

Aparte de Alemania, la mayoría de las economías está en problemas en la actualidad y, especialmente, los estados miembros del sur , dijo Elwin De Groot, economista senior de Rabobank International.

En esos aspectos, estamos viendo una probabilidad muy alta de que los países no serán capaces de alcanzar las metas de déficit que previeron en los planes presupuestarios anteriores , añadió.

Después de que Grecia alcanzó un acuerdo con sus acreedores la semana pasada para rebajar su deuda y acordara un nuevo rescate con la UE, los ministros de Finanzas de la zona euro han cambiado su foco hacia España.