En el marco del Foro Económico Mundial (WEF) para América Latina 2012, líderes empresariales entregaron al presidente Felipe Calderón las recomendaciones preliminares que abarcará la agenda del Business 20 (B20), a celebrarse en junio próximo, en Los Cabos, Baja California Sur.

El Comité Organizador del B20, integrado por organizaciones empresariales de los países del Grupo de los 20 (G20) –foro que este año es presidido por México-, informó que el documento entregado al presidente Calderón, en una reunión privada, abarca recomendaciones en siete temas.

  • Seguridad alimentaria
  • Crecimiento verde
  • Empleo y dimensión social
  • Anti-corrupción
  • Inversión y comercio
  • Tecnologías de la información y la comunicación (TIC) e innovación
  • Financiamiento para el crecimiento y desarrollo

El presidente del Comité Organizador del B20, Alejandro Ramírez, comentó que el documento reitera el rol fundamental que tienen las empresas en la reconstrucción de la confianza tras la crisis económica, pero sobre todo, en atender los temas globales.

Los problemas que enfrentamos hoy son mucho más grandes, mucho más complejos y, por ende, requieren de la participación integrada del sector privado y la sociedad civil, no nada más de los gobiernos , añadió el también presidente de Cinépolis.

Las recomendaciones preliminares son resultado del trabajo conjunto que durante 80 días realizaron más de 150 líderes empresariales de 25 naciones, con el apoyo del WEF, la Cámara de Comercio Internacional, Mackinsey & Company, la OCDE, Fundación IDE, y funcionarios de gobierno.

Resultaba fundamental plantearnos cuál debe ser el rol que debe jugar la empresa, no sólo en el planteamiento de soluciones a los problemas y retos que hoy enfrentamos, sino en su instrumentación y seguimiento , enfatizó Ramírez.

La entrega del escrito al presidente Felipe Calderón, como presidente del G20 México 2012, es el primer paso para iniciar un diálogo formal con la cumbre de jefes de estado y de gobierno a realizarse en junio próximo en Los Cabos.

De esta forma, tanto los representantes del B20, como los del G20 tendrán dos meses para analizar y discutir las recomendaciones en conjunto, contribuyendo así al desarrollo de acciones que permitan enfrentar los retos actuales y aprovechar las oportunidades en beneficio de la sociedad.

klm