Aún promediando las cifras revisadas del Producto Interno Bruto (PIB) a nueve meses, se observa que la economía registró un nulo desempeño que en números es muy cercano a cero, advierte el director general adjunto de Cuentas Nacionales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Francisco Guillén.

“Por supuesto, no corresponde al Inegi determinar si nuestra economía se encuentra en una condición u otra llámese contracción, recesión, auge, crecimiento, etc (…) Para valorar las características de los indicadores, las tendencias que puede tener el ciclo de nuestra economía”, el Inegi está impulsando que un grupo técnico que apoye la creación de un comité de fechados. Entrevistado por El Economista, indicó que de prosperar el comité de fechado será el grupo de expertos y técnicos que lo conforme quien realizará análisis minuciosos, periódicos y detallados que permitan determinar este tipo de fases del ciclo económico.

En su ausencia, se tiene que asumir estrictamente lo que señalan los números. El funcionario comentó que las series originales del PIB se tienen que revisar conforme a las mejores prácticas internacionales que guía el Fondo Monetario Internacional. Es un proceso normal que se realiza periódicamente y conforme se tiene más datos actualizados de la economía, acotó.

Del estimado a la cifra final

El directivo precisó que cuando el Inegi divulga su estimación oportuna del PIB, a los 30 días de cerrado el trimestre, cuenta con 70% de la información dura, de los datos arrojados por la economía en el periodo.

El otro 30% de la información se estima a partir de mediciones econométricas. Por eso se presenta siempre una variación respecto de este dato y el final, explicó.

En esta ocasión que se dio a conocer el dato del PIB al tercer trimestre del año, los ajustes fueron más perceptibles, pues el desempeño de la economía está muy cerca del cero, comenta.

El especialista detalla que al incorporar más datos económicos sobre las estadísticas de los trimestres anteriores, los ajustes que se presentan se dan alrededor de cero, como fue el caso, lo que significa que puede fluctuar alrededor de cero, incluso a un nivel negativo, “pero igualmente el ajuste están cercano al nulo crecimiento” (0.1% para los trimestres desde el último del 2018 al segundo del 2019).

En la medida que estamos más cercanos a cero, si traemos un promedio de 0.1, cuando agregas un dato definitivo relativamente más pequeño, los promedios se van más hacia abajo”.

Así es como el PIB del cuarto trimestre del 2018 pasó de 0.1 que teníamos, a -0.1% tras el ajuste que incorporó una serie de datos con los que ya contábamos, precisó.

Luego el dato del primer trimestre del 2019, la tasa reportada era aún más profunda la caída, de 0.3%, pero al incluir más datos, la revisión quedó en -0.1%;  y el segundo trimestre del 2019 tenía una tasa de 0.0 y ahora, tras la revisión, es -0.1%”, manifestó.

El funcionario detalló que los ajustes seguirán haciéndose conforme se tienen más datos, y en esta ocasión, “lo que tenemos es prácticamente la mayor parte de la información en términos de la disponibilidad para datos de frecuencia trimestral. Y esto significa una revisión hacia atrás”.

[email protected]