Debido a la incertidumbre que aún se tiene sobre la relación comercial entre México y Estados Unidos, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) modificó una vez más su expectativa de crecimiento para el cierre de este año, pasando de 1.5% a 1.4 por ciento.

Persiste la evidencia anecdótica sobre proyectos de inversión que se han pospuesto, lo cual ha propiciado que continúen revisándose a la baja los pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país para el 2017 , expuso en un comunicado.

Otras instituciones también han ajustado su expectativa de crecimiento para este año como BBVA Bancomer, que prevé que el país sólo crezca 1.5%, en tanto el Banco de México considera un rango entre 1.3% y 2.3%, y el Fondo Monetario Internacional estima un avance de 1.7 por ciento.

Si bien la Secretaría de Hacienda y Crédito Público expone en el Paquete Económico del 2017 que la economía mexicana crecerá entre 2 y 3% para este año, el titular de la dependencia, José Antonio Meade comentó que, ante la realidad que se vive en el mundo es posible que el PIB crezca entre 1.5 y 1.7 por ciento.

Nosotros hacemos nuestra la expectativa de crecimiento del mercado y hoy es una expectativa de crecimiento menor, que se ubica ya más entre 1.5 y 1.7%, cuando la que se aprobó en el presupuesto tenía una expectativa de crecimiento de 2.5 por ciento. Los pronósticos del consenso del mercado nos ubican en una expectativa de crecimiento menor , expuso en un momento el secretario de Hacienda.

Indica que, uno de los factores que influirá en un menor crecimiento es el Indicador de Confianza del Consumidor, pues si bien regresó a un repunte relevante en febrero (11.1%) y respecto de enero, su nivel fue el más bajo en su historia.

En positiva intervención

Acerca de la política monetaria, el IMEF menciona que la mejoría observada en la dinámica del tipo de cambio y la introducción del programa de coberturas, le ofrece espacio a la Junta de Gobierno del Banco de México para continuar con su ciclo de política monetaria restrictiva de una manera menos agresiva que el año pasado.

El IMEF recibió con beneplácito la instrumentación del programa de coberturas cambiarias de la Comisión de Cambios. En su momento, plateamos la necesidad de explorar el uso de otros instrumentos alternativos de intervención como swaps cambiarios para aumentar el impacto de las intervenciones, con un menor impacto potencial en las reservas internacionales .

No obstante, expuso que, el repunte que se está observando en la inflación conlleva el riesgo de generar efectos de segundo orden en la dinámica de los precios, lo que mantendrá la atención del banco central enfocada en la evolución de la inflación.

Si bien han continuado deteriorándose las expectativas de inflación de corto plazo, también hemos observado que se ha detenido el deterioro de las expectativas de mediano y largo plazo. El IMEF considera que Banxico elevará la tasa de referencia en su próxima reunión el 30 de marzo entre 25 y 50 puntos base. Anticipamos que la tasa de referencia de Banxico terminará el 2017 en 7.25% , explica.

En tanto, el tipo de cambio, el IMEF prevé que al cierre de este año se ubique en 21 pesos el dólar, pues consideran que la reunión que tuvo el secretario de Hacienda con su homólogo de Estados Unidos; así como las declaraciones de se ha visto un panorama menos incierto y con mayor optimismo para el fortalecimiento de la relación bilateral.

[email protected]