Las medidas de estímulo fiscal y monetario sin precedentes que ha desplegado Estados Unidos para contrarrestar el impacto económico de pandemia Covid-19 en su territorio, favoreció un ajuste positivo en la estimación del PIB para este año que tiene el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ahora, anticipa que la primera economía del mundo registrará una contracción de 6.6% anual en el 2020 que es menos aguda del hundimiento de 8% que estimó en su actualización de expectativas de junio.

Sin embargo, al interior de las conclusiones a la revisión anual a la que tienen derecho todos los países miembros del FMI conforme al artículo IV del Convenio Constitutivo, recortó su pronóstico de recuperación para el 2021, de 4.5% que estimó hace un mes a 3.9% que proyecta actualmente.

De acuerdo con lo descrito por el staff de expertos que el FMI tiene asignado para dar seguimiento y revisar la situación económica y financiera de Estados Unidos, el impacto económico de la propagación de la pandemia por el Covid-19 y la persistente demanda de las autoridades a“utilizar el espacio fiscal que aún tiene para acelerar la recuperación económica”.

De hecho, subrayan que el principal riesgo para la actividad económica de EU ahora mismo es la creciente propagación del Covid-19 en el territorio y la urgencia de medidas de distanciamiento social.

Apuntalar recuperación

Se requiere una urgente ampliación del estímulo fiscal aplicado por aquel país para fortalecer la red de seguridad social y facilitar una amplia reestructuración de la economía, aseveraron.

Arrojará una tasa de desempleo de 9.7% al cierre del año, refirieron.

“Mucha incertidumbre gira alrededor de la propagación del Covid-19 (...) tomará mucho tiempo reparar la economía y lograr que regrese a los niveles pre pandemia”, consignaron.

De acuerdo con las conclusiones, el staff de expertos del Fondo emitieron una alerta sobre el impacto que tiene la pandemia en las minorías del país, lo que puede conducir a un aumento de la pobreza y contribuir a protestas sociales.

Sistema financiero y comercio

Como la revisión del artículo IV suele ser una especie de radiografía sobre la situación económica y financiera, revisaron los expertos del Fondo la situación del sistema financiero.

Destacaron que hasta ahora ha probado resistencia, pero alertaron que la crisis se encuentra aún en una etapa temprana, lo que podría generar presión sobre los bancos.

De ahí la relevancia de apuntalar a las familias y firmas con más apoyos económicos girados desde el gobierno que ayuden a garantizar liquidez.

Sobre la situación comercial, donde hay un particular nexo con México, consignan que se debería dar marcha atrás a las restricciones de intercambios y las tarifas mientras se trabaja con los socios comerciales para facilitar que se estimule el flujo comercial y las decisiones de inversión.

“La imposición de aranceles a la importación y otras medidas adoptadas por la administración están socavando la apertura y la estabilidad del comercio mundial al aumentar las restricciones al comercio de bienes y servicios pues motivan un ciclo de represalias que en nada ayudan a estimular como se requiere a las economías”.

En el documento, el staff de expertos considera que la economía de EU conseguirá un crecimiento del PIB de 2.3% como el registrado en el 2019, hasta el 2023.

ymorales@eleconomista.com.mx