Washington.- El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo que Europa se encontraba sólo en las etapas iniciales de una larga y difícil senda de reforma y advirtió a los países altamente endeudados no recurrir a medidas draconianas para impulsar sus economías, según un testimonio al Congreso difundido el lunes.

"Es probable que el crecimiento económico sea débil por algún tiempo. La senda de consolidación fiscal debería ser gradual con una fase de reformas en varios años", dijo Geithner en comentarios preparados para entregar el martes al Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes.

"Si cada vez que el crecimiento económico decepciona, los gobiernos son obligados a recortar el gasto y elevar los impuestos inmediatamente para compensar el impacto de un menor crecimiento del déficit, esto arriesga una espiral negativa auto reforzada de una austeridad que mata al crecimiento", agregó.

Los países en el corazón de la crisis de deuda de Europa -Grecia, Irlanda, España, Italia y Portugal- han tomado medidas para reducir sus déficits de presupuesto e impuesto reformas para hacer sus países más competitivos.

España, por ejemplo, está revisando su sector financiero e Irlanda está recapitalizando a sus bancos.

Pero Geithner dijo que las reformas fiscales eran solo parte de la solución. "Para que estas reformas económicas funcionen, las autoridades en el área euro tendrán que ser cuidadosas para calibrar la mezcla de apoyo financiero y el ritmo de la consolidación fiscal", dijo Geithner.

"Las reformas tomarán tiempo y no funcionarán sin el apoyo financiero que permite a los gobiernos endeudarse a tasas abordables y mantener en general las tasas de interés en la economía en niveles que no matarán el crecimiento", aseguró el funcionario, quien hizo comentarios similares a los republicanos de su país de no recortar el déficit fiscal de Estados Unidos a costa de la estabilidad económica y el crecimiento.

klm