La Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados pretende reasignar 2,407 millones de pesos del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) para el 2021, de acuerdo con el dictamen que se discutirá y votará este martes.

De acuerdo con el documento, se mantendrá la propuesta del Ejecutivo Federal de tener un gasto neto para el 2021 de 6 billones 295,736 millones de pesos,esto es una reducción de 0.3%, en términos reales, respecto al gasto que se aprobó para el 2020.

El monto de las reasignaciones es menor en 78.9% a las realizadas el año pasado por 11,396 millones de pesos.

La dependencia de gobierno que más se va a beneficiar con estas reasignaciones es la Secretaría de Bienestar, la cual tendrá un incremento de 1,754 millones de pesos en su presupuesto en comparación con lo que propuso la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

A detalle, de los recursos adicionales, 158 millones de pesos serán para las pensiones para el Bienestar de las personas con discapacidad permanente y 596 millones a la pensión para adultos mayores.

De esta manera, el gasto de la Secretaría de Bienestar pasaría de 189,970 millones de pesos a 191,724 millones.

Otros ganadores

En tanto la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tendrá una reasignación de 400 millones de pesos, los cuales serán por completo para la Comisión Nacional del Agua para la infraestructura de agua potable, alcantarillado y saneamiento, así como de infraestructura para la protección de centros de población y áreas productivas.

Así el presupuesto para la Semarnat pasaría de 30,948 millones de pesos a 31,348 millones para el siguiente año.

El Ramo 25, de Previsiones y Aportaciones para los Sistemas de Educación Básica, Normal, Tecnológica y de Adultos, también tendrá una reasignación por 200 millones de pesos, destinados a las previsiones salariales y económicas del Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Operativo.

Otro de los ramos beneficiados es el de la Secretaría de Gobernación, a la cual se le reasignaría 53.04 millones de pesos, de los cuales 38.2 se destinarían a la Dirección General del Registro Nacional de Población e Identidad; 10.9 millones a la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional para la Protección Integral de las Niñas, Niños y Adolescentes; y 3.8 millones a la Coordinación General de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Con ello, la dependencia a cargo de Olga Sánchez Cordero tendría un presupuesto de 5,853 millones de pesos para el siguiente año, a diferencia del propuesto por 5,800 millones.

Las reducciones

Casi la totalidad de estas reasignaciones se obtendrán de las reducciones al gasto de ramos autónomos, así como la reducción de 200 millones de pesos a la Secretaría de Educación Pública, con lo cual su presupuesto para el próximo año será de 337,846 millones de pesos.

De los ramos autónomos, 11 son los que sufren una reducción en su gasto. La mayor disminución es para el poder judicial, con 1,130 millones de pesos, con lo cual su presupuesto quedaría en 71,299 millones de pesos.

En el caso del Instituto Nacional Electoral, la reducción de su gasto respecto a la propuesta es de 870 millones, mientras que en el Consejo de la Judicatura Federal es de 866 millones.

Otros ramos con disminuciones son el Poder Legislativo, el Senado, la Cámara de Diputados, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la Fiscalía General de la República, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, y el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

La Cámara de Diputados tiene como fecha límite el 15 de noviembre para aprobar el PEF 2021 y turnarlo al Ejecutivo Federal, para su posterior publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Para el siguiente año, de los 6.2 billones de pesos que se tienen contemplados 4.6 billones son para gasto programable, es decir, 73% del total, y 1.6 billones se irá al gasto no programable.

ana.martinez@eleconomista.mx