El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que, en julio, la confianza del consumidor se estancó, en medio de la tercera ola de contagios del Covid-19.

El Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicó en un nivel de 44.3 puntos, con cifras desestacionalizadas, el mismo nivel de junio pasado; sin embargo, en su comparación anual, el nivel fue 9.9 puntos mayor.

De esta manera, el ICC no avanzó luego de cuatro meses consecutivos de crecimiento mensuales, esto último impulsado por la reapertura económica y el avance en la campaña de vacunación.

“Hacia adelante se espera un menor grado de optimismo en la expectativa para los próximos 12 meses, pues la recuperación está siendo frenada por la tercera ola de casos de Covid-19, lo cual ha provocado la reinstauración de medidas de control por parte de las autoridades locales a nivel nacional”, señaló Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

El reporte, que mensualmente elabora el Inegi en conjunto con el Banco de México (Banxico), mostró que dos componentes del ICC, relacionados con perspectivas a 12 meses, mostraron retrocesos en su comparación mensual.

“La nula variación de junio es producto de un comportamiento mixto entre las percepciones actuales y las expectativas de futuro, pues los respectivos componentes tuvieron variaciones similares, aunque en direcciones contrarias. La variable que más retrocedió fue la que mide la percepción de la situación futura del país, lo que podría estar relacionado con el surgimiento de la variable Delta del Covid-19.

Asimismo, el componente de la situación futura del hogar bajó y dado que en junio alcanzó máximos históricos, su retroceso podría conectarse con la falta de catalizadores para anticipar mejoras adicionales una vez registrado el efecto de la recuperación”, explicó Marcos Daniel Arias, analista de Monex.

En el caso de la situación económica del país esperada en un año, el optimismo de los consumidores retrocedió 0.9 puntos mensuales en julio, mientras que la situación económica esperada para los miembros del hogar disminuyó en 0.2 puntos.

La situación económica actual de los miembros del hogar fue el componente que más aumentó, con 0.9 puntos. Le siguió la situación económica del país actual, con 0.4 puntos, y las posibilidades de los miembros del hogar para comprar muebles, televisores y electrodomésticos, con 0.2 puntos.

ana.martinez@eleconomista.mx