El índice de confianza del consumidor de Estados Unidos (EU) aumentó a 91.3 puntos en febrero desde 88.9 de enero, debido, probablemente, al descenso en el número de contagios por Covid-19 registrados en ese país y por las expectativas de nuevos estímulos fiscales por parte del gobierno, informó el Conference Board.

Economistas consultados por Reuters habían previsto una lectura de 90 puntos.

El resultado del sondeo del Conference Board mostró que los consumidores se están preparando para tomar vacaciones en el exterior, aunque menos personas tienen la intención de comprar casas, autos y otros artículos costosos durante los próximos seis meses.

Sin embargo, a pesar de la campaña de vacunación, los consumidores se muestran más optimistas hacia las condiciones actuales que hacia el futuro cercano.

El índice de la situación actual, basado en el ánimo de la gente hacia las condiciones empresariales y laborales actuales, aumentó de 85.5 en enero a 92 en febrero, mientras que el índice de expectativas, que se basa en las expectativas a corto plazo en cuanto a ingresos, negocios y condiciones laborales, disminuyó levemente, de 91.2 puntos en enero a 90.8 para este mes.

Esto sorprendió a los analistas, que esperaban que el anuncio de las vacunas y el inicio de la primavera traerían cierto grado de confianza.

“Uno pensaría que el anuncio de las vacunas impulsaría la confianza de los consumidores hacia el futuro (...) Pero eso no ocurrió este mes”, afirmó Jennifer Lee, economista de BMO Capital Markets.

Por otro lado, un reporte divulgado por separado mostró que el índice de precios de viviendas de S&P CoreLogic Case-Shiller en 20 áreas metropolitanas de Estados Unidos se disparó 10.1% en diciembre con respecto al mismo periodo del año anterior.

Se trata del mayor avance registrado desde abril del 2014 en los precios de casas, tras un alza de 9.2% reportada en noviembre.