La cementera mexicana Cemex planea colocar un bono por alrededor de 650 millones de dólares a un plazo de ocho años.

El bono tiene una guía inicial de un rendimiento de 9.5% y el precio se fijaría el miércoles, según IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

La deuda solamente se venderá a compradores institucionales calificados y a inversionistas extranjeros , informó la cementera mexicana en un documento enviado a la Bolsa de Nueva York.

La agencia Fitch indicó que Cemex destinaría los recursos a fines corporativos generales, incluyendo pago de deuda y asignó una calificación de B+ a la emisión.

Cemex ha hecho malabares para refinanciar su pesada deuda en medio de una débil demanda de cemento en sus principales mercados, que le ha impedido generar el suficiente efectivo para reducir sustancialmente sus pasivos.

Durante el primer trimestre, Cemex logró refinanciar cerca de 3,500 millones de dólares para evitar un alza en sus intereses anuales dentro de un estricto acuerdo con acreedores que firmó en agosto del 2009.

Al cierre de marzo, la deuda total de la cementera era de 18,231 millones de dólares con vencimientos de alrededor de 1,200 millones entre el 2011 y el 2013.

Durante el 2014, la compañía enfrenta amortizaciones de deuda por aproximadamente 8,300 millones de dólares (...) y la compañía muy probablemente buscará refinanciarlos durante el 2012 , agregó Fitch en un reporte.

La cementera, que opera en más de 50 países, también enfrenta este año una opción de compra de los activos de su socia estadounidense Ready Mix por alrededor de 360 millones de dólares, que vence en septiembre.

Los inversionistas dicen que la cementera podría tener que ofrecer un rendimiento cercano al techo de su guía, que fue fijada en el área de 9.5 por ciento. Algunos creen que la tasa final podría ser de 9.75 por ciento.

Esto ocurre luego de que las órdenes subieran muy lentamente para su bono a ocho años no rescatable hasta el cuarto año.