Después de un mes de tensa calma , el Banco de México liquidó 1,000 millones de dólares durante la semana pasada en subastas, detonadas al registrarse un deslizamiento del peso de 1.7% frente al dólar en cinco sesiones.

De este saldo, 40%, es decir, 400 millones de dólares, fueron consumidos en un solo día, el viernes pasado, en dos operaciones.

De acuerdo con analistas de Intercam, Banco Base y Banco BXmás, estas subastas evidencian la cercanía de la Junta del Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés) y la tensión que provoca la probabilidad de que realicen el primer aumento de tasas en más de ocho años.

El Comité de la Fed sostendrá la última Reunión Monetaria del año el martes 15 y el miércoles 16 de diciembre; 81% de los administradores de fondos consultados por Bank of America Merrill Lynch anticipa la primera alza de tasas desde el 2006.

En el fondo, la pérdida reciente (del peso) no es por la situación interna del país sino el contagio de sentimiento negativo por los inversionistas internacionales hacia emergentes (...) ante la cercanía de la Junta de la Fed y la probable alza de tasas , explicaron en un reporte analistas de Intercam.

Aparte, la directora de Análisis Financiero de Banco Base, Gabriela Siller, matizó que la caída del peso frente al dólar también incorpora las pérdidas extendidas de los precios internacionales del petróleo.

Reservas en subasta

Al paso de un año exacto, que cumplió este tercer ciclo de operación del mecanismo de subastas, el Banco de México ha despachado 24,455 millones de dólares de las reservas internacionales. De acuerdo con el economista en jefe de Scotiabank para México, Mario Correa, el mercado tiene claro que las subastas se están ejecutando cuando el mercado se pone tenso y este mismo nerviosismo seca las posiciones.

No es para tratar de alcanzar un nivel determinado de tipo de cambio (...) Cuando el mercado se pone tenso, de repente se secan las posiciones, y la gente que quiere dólares no los encuentra y hace que el dólar suba más; entonces para evitar que eso suceda y garantizar que el mercado tiene un funcionamiento adecuado, se genera la liquidez para el que quiera y se realiza la subasta automática , dice.

El pasado 9 de diciembre se cumplió un año de que la Comisión de Cambios reactivó la subasta extraordinaria de 200 millones de dólares, que se detona ante una depreciación mínima del precio frente al dólar.

La primera vez que se utilizó este mecanismo fue en octubre del 2008, y terminó en abril del 2010. En ese momento se liquidaron 10, 250 millones de dólares en subastas diarias y 8,339 millones en e4xtraordinarias. La segunda ocasión fue entre el 30 de noviembre del 2011 y el 9 de abril del 2013.