El Banco Mundial está en condiciones de invertir entre 300 y 400 millones de dólares anuales en México a través de su brazo financiero para el sector privado, que es la Corporación Financiera Internacional (IFC por su sigla en inglés).

El objetivo de este banco de inversión con enfoque al desarrollo es expandir su participación en México en empresas de sectores como telecomunicaciones, manufactura y servicios, agronegocios, salud y educación, asegura el gerente regional para México y Centroamérica del IFC, Roberto Albisetti.

En conversación con El Economista comentó que el IFC quiere seguir la vocación productiva del país, por lo que podrían acompañar a las empresas interesadas en participar en las licitaciones de los contratos que se han liberado en la operación de Pemex.

Hay sectores de recursos naturales donde, por razones de monopolio, el IFC estuvo ausente. Ahora queremos aumentar nuestra presencia en esos segmentos y estamos atentos a inversiones con las licitaciones de Pemex en campos maduros o los proyectos de transporte de gas, que al final abastecen a la Comisión Federal de Electricidad , explicó Albisetti.

De acuerdo con el funcionario, la cartera de inversiones que tiene la Corporación en el país asciende a 1,100 millones de dólares, mientras la de Brasil es de 2,700 millones.

Esta actividad no corresponde ni al tamaño de la economía mexicana ni a la dinámica empresarial que los caracteriza, observó.

De ahí su intención de expandir la participación en México en industrias donde encuentran una importante ventaja competitiva, como son infraestructura en transporte y logística, agronegocios y Tecnologías de la Información, sobre todo en infraestructura de telecomunicaciones.

UN SOCIO DE GRANDES LIGAS

Entre las transacciones más representativas del IFC en México, precisó, se encuentran el arranque de la aerolínea de bajo costo Volaris, los proyectos eólicos de Oaxaca: Eurus y la Ventosa, y su participación en el sector financiero con Banorte, Mifel y Compartamos.

Otros clientes que han calificado los criterios de inversión para la Corporación han sido el grupo hotelero Citi Express; Occidental Hoteles & Resorts; Vinte, de viviendas integrales; Bimbo; Sigma alimentos; la escuela de inglés Harmon Hall y el Centro Médico ABC, entre otros.

El funcionario no duda en reconocer que no todos los proyectos han resultado exitosos y uno de ellos en México ha sido el de la sofom Su Casita.

La inversión que hicimos en capital de riesgo en Su Casita fue prácticamente consumido por las pérdidas de la institución financiera. (…) Ésta era una inversión importante con impacto sistémico en el crédito hipotecario refierió.

FINANCIAMIENTO COMPETITIVO

La asociación con el IFC-Banco Mundial otorga un sello competitivo importante, detalla Albisetti. Nuestra evaluación de inversión no sólo contempla el balance financiero. También miramos el plan de negocio de mediano y largo plazo de la empresa, miramos el desempeño histórico de la empresa en los últimos años, comentamos a la empresa cómo podría potenciar su negocio en cinco años en aspectos técnico, de eficiencia y productividad de mercado , aclaró.

No obstante que el IFC lleva más de 30 años operando directamente en México, el volumen de inversiones en el país se vino desacelerando desde el 2005 y terminó de frenarse en el 2008 y el 2009, producto de la crisis.

Nosotros tendríamos que ser contracíclicos. En periodos de crisis, cuando los bancos aprietan sus condiciones de financiamiento, nosotros no lo hacemos. Tenemos que compensar. Pero la variable más importante es la de la propensión empresarial a invertir, y normalmente en crisis las empresas bajan las inversiones , arguyó.

Para Albisetti sería ideal que el IFC pudiera acompañar a empresas mexicanas a invertir fuera de México, como ahora lo hacen las de Brasil. Pero salvo algunas excepciones, lamenta, la empresa mexicana es un poco tímida para salir de México.

La inversión que hicimos en capital de riesgo en Su Casita fue prácticamente consumida por las pérdidas de la institución financiera… ésta era una inversión importante con impacto sistémico en el crédito hipotecario .

En nuestra evaluación de inversión, no sólo se contempla el balance financiero. También miramos el plan de negocio de mediano y largo plazo de la empresa, miramos el desempeño histórico de la empresa en los últimos años, comentamos a la empresa cómo podría potenciar su negocio en cinco años en aspectos técnico, de eficiencia y productividad, de mercado .

Hay sectores de recursos naturales donde por razones de monopolio el IFC estuvo ausente. Ahora queremos aumentar nuestra presencia en esos segmentos y estamos atentos a inversiones con las licitaciones de Pemex en campos maduros o los proyectos de transporte de gas que al final abastecen a la Comisión Federal de Electricidad .

Roberto Albisetti, gerente regional para México y Centroamérica del IFC.

ymorales@eleconomista.com.mx